El equipo técnico del Zoobotánico chequea a la cría de leopardo

  • No se le había apartado aún de su madre hasta comprobar que se desarrollaba bien.

El equipo del Zoobotánico realizó ayer el proceso de chequeo de la cría de leopardo nacida recientemente en las instalaciones. Hasta el momento, no se le había apartado de su madre para no molestarla hasta comprobar que se desarrollaba con normalidad.

Este habitual proceso, que se realiza en el Zoobotánico tras el nacimiento de ejemplares de cualquier especie, consistió en la determinación del sexo, colocación de microchip de identificación, toma de peso, vacunación y desparasitación.

Una vez finalizado el chequeo, se comprobó por parte del equipo veterinario que la cría es una hembra y que pesa 2,298 gramos. En relación al nombre de este nuevo habitante del Zoobotánico, cabe destacar que será elegido entre los visitantes que reciba el zoo a partir del 6 de mayo.

La madre de esta cría nacida el pasado 19 de marzo, es Cingha, que llegó al parque hace cinco años procedente del Zoo de La Fontaine de Francia y que nació en 18 de marzo de 2012, por lo que esta cría ha sido como un regalo de cumpleaños para ella. En cuanto al padre, se llama Sunghali, tiene cuatro años y procede de San Martín Le Plaine, también de Francia. De la veintena de razas de leopardos descritas, distribuidas por África y Asia, este leopardo es exclusivo de la Isla de Sri Lanka, sobre todo de los parques nacionales de Yala y Wilpattu.

Esta especie está catalogada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, como una especie en peligro de extinción. Esta situación es consecuencia de la persecución a la que ha sido sometida por la caza ilegal y la pérdida de hábitat. Pese a todo, es sumamente adaptable a los cambios y capaz de vivir en las proximidades de núcleos habitados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios