"Estamos más estresados por la incertidumbre"

  • El psicólogo Javier Reyes habla del problema del paro y de los parados

-Dicen los psicólogos que, cuando se pierde un trabajo, se pierden muchas cosas.

- No se puede generalizar, ya que la reacción ante la pérdida de un trabajo así como la de otras pérdidas importantes para la persona está influenciada por distintos factores, entre los que podemos destacar el vínculo o significado que tiene lo perdido para la persona, sus recursos personales para su afrontamiento y por supuesto la repercusión en su vida cotidiana.

- ¿Padecen más estrés los que han perdido su trabajo o los que trabajamos?

- No son comparables, ambos estrés tienen un origen y características distintas que hace que las respuestas sean también distintas.

- Y detrás hay una familia, 'contagiada' de ese estrés.

- Todos los miembros de un sistema familiar viven interrelacionados unos con otros a un mayor o menor nivel, de modo que lo que afecta a uno de ellos evidentemente afecta indistintamente a todos los demás. Pero también es importante resaltar que esta implicación sirve de apoyo, soporte y refuerzo para superar la situación adversa.

- ¿Qué le aconsejaría a un parado?

- No es fácil dar consejos a un parado en la situación de crisis de empleo actual y menos aún facilitarle un protocolo general de actuación ante su situación de paro, ya que cada persona es una historia distinta con unas necesidades y recursos diferentes, por lo que habría que personalizar el asesoramiento.

- ¿Qué es lo que debe hacer?

- Dicho lo anterior, de forma general se puede actuar haciendo una evaluación personal de la situación y los recursos que dispone, orientar la búsqueda de empleo en función de sus competencias profesionales, formarse en el caso que necesite adaptar sus competencias a las exigencias del mercado laboral actual y utilizar los distintos canales de búsqueda de empleo existente.

- ¿Cómo reaccionan las personas ante la pérdida de su trabajo?

- Como dijimos, la reacción de cada persona es distinta y está en función de factores como el significado de la pérdida, los recursos personales de afrontamiento, los recursos sociofamiliares...

- Un estudio muestra que casi la mitad de la población norteamericana decía estar más estresados que hacía un año.

- Evidentemente, la situación actual no es nada halagüeña laboralmente y eso hace que la incertidumbre sobre el futuro esté presente de una manera intensa en los que no disponen de un empleo generando una mayor intensidad de la ansiedad que en circunstancias normales.

- Todos estamos más estresados también por perder el empleo, aunque los trabajadores se sientan aún más agradecidos de tener un trabajo pese a que se les exija más.

-Todos los días nos enteramos en los medios de comunicación empresas que cierran o realizan reducciones de plantillas sin prácticamente aviso previo; es normal que se viva en una incertidumbre general, ya que no se puede saber si mañana le puede tocar a mi empresa, lo que hace mantenerse en una alerta laboral constante hasta que no se normalice la situación económica general.

- ¿El miedo a perder el trabajo trae también consecuencias para la salud?

- Sin generalizar, podemos decir que cuando se vive con niveles de ansiedad elevados durante periodos de tiempos largos se puede desencadenar un conjunto de reacciones psicosomáticas que pueden perjudicar a la larga la salud, por eso es recomendable acudir a un profesional si su preocupación le genera una constante y elevada ansiedad mantenida en el tiempo y no se ve con recursos personales para afrontarla.

- ¿Qué pueden hacer los trabajadores para superar esos efectos?

-Los que se ven inmersos en problemas de salud lo que deben de hacer siempre es acudir a un profesional que los pueda ayudar a minimizar dicha sintomatología a través de técnicas como la reestructuración cognitiva, inoculación de estrés, técnicas de relajación y respiración y otros métodos.

(* Javier Reyes Sánchez es licenciado en Psicología y responsable de la unidad de duelo de la firma 'Enqentro', y de otras especialidades).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios