50 euros por conocer las zambombas de Jerez

  • Agencias de viaje ofrecen paquetes turísticos de un día que incluyen autobús, almuerzo y visita a zambombas

La zambomba de la Hermandad de la Yedra fue una de las más concurridas. La zambomba de la Hermandad de la Yedra fue una de las más concurridas.

La zambomba de la Hermandad de la Yedra fue una de las más concurridas. / pascual

'conozca y viva la auténtica zambomba de Jerez'. Así se oferta a los clientes de muchas agencias de viajes de todo el país la posibilidad de viajar a Jerez durante este mes de diciembre. Sí, el boom de la zambomba en la ciudad se ha convertido en una forma de negocio y en un aliciente turístico tan potente como puede ser la Semana Santa, el Mundial de Motos o la Feria del Caballo.

Es un nuevo turismo, el turismo de un día, ya que la agencia ofrece un paquete completo que incluye desplazamiento en autobús, almuerzo en algún establecimiento hostelero de la ciudad y finalmente, la asistencia a una de las numerosas zambombas que estos días se celebran por Jerez.

Málaga, Córdoba, Sevilla y algunos pueblos de Cádiz, los orígenes de los visitantes

Este tipo de propuestas se pueden encontrar por internet y la ofrecen negocios de diferente procedencia, aunque por regla general desde lugares no demasiado distantes de la ciudad. Huelva, Sevilla, Málaga, Córdoba o los pueblos de la provincia de Cádiz son algunos de los enclaves desde donde salen este tipo de iniciativas lúdicas que el pasado año se hicieron notar y que en este 2017 son ya una realidad significativa.

Los precios rondan los 50 euros por persona, y el perfil del cliente es muy variado, llegando a coincidir todo tipo de edades. No obstante, también existe la opción de realizar sólo el viaje, es decir, montarse en el autobús a primera hora de la mañana, llegar a la ciudad a mediodía, y regresar a partir de las 20 horas.

El turismo de zambombas tiene dos alternativas. Una es permanecer en el mismo establecimiento hostelero elegido por la organización para almorzar y disfrutar del grupo de turno que éste contrata cada año para amenizar la jornada, o recorrer la ciudad en busca de los lugares más emblemáticos donde encontrar la tradicional zambomba. Esta opción es la más habitual, sin embargo, entraña un problema, ¿dónde ir? Ayer uno de estos grupos, que procedían de Córdoba, daba vueltas por el centro sin saber realmente dónde acudir.

"Debería haber una especie de guía para que nos orientara", explicaba uno de ellos tras preguntar a varios jerezanos por el sitio más recomendable para vivir de lleno esta fiesta.

Es, sin duda, el principal handicap con el que se encuentran los viajeros al visitar la ciudad, la falta de información. Algunos vienen con la lección aprendida e incluso programan visitas el Museo del Belén, que ayer, por cierto, registró una afluencia notable. Otros, por contra, van al libre albedrío buscando esa zambomba multitudinaria en la que poder divertirse y conocer de primera mano la Navidad de Jerez.

Es un riesgo, ya que depende donde caiga, el viajero se llevará una impresión u otra de lo que es la zambomba en Jerez, contaminada últimamente por grupos que cantan con micrófonos aislando al resto del público que se acerca.

Como apuntan desde el Clúster Turístico Destino Jerez, la puesta en escena, al menos de las zambombas de carácter público, debería cuidarse con mimo por parte del Ayuntamiento, para mantener así la esencia de esta fiesta, que a veces da la sensación que vivir en una burbuja ficticia que tarde o temprano, si no la cuidamos, explotará. Y si no que se lo pregunten a la inmobiliaria o la construcción.

A pesar de todo, la satisfacción final suele ser alta. "Me ha encantado el ambiente, y la alegría que se respira en la calle", aseguraba ayer otro de los miembros de la excursión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios