A expensas de otro informe "clave"

  • El gobierno local se reúne el jueves con un órgano de Hacienda que debe avalar el reingreso de los afectados por el ERE municipal Varios despedidos se encierran en la sede del PSOE

El próximo jueves se celebrará en Madrid una reunión que determinará en buena medida la viabilidad de que el Ayuntamiento pueda reincorporar a más de un centenar de afectados que fueron despedidos en 2012 mediante un ERE (Expediente de Regulación de Empleo). Ese día, una delegación conformada por miembros del gobierno local, de los partidos de la oposición y de los representantes de los ex trabajadores se reunirá con responsables de la Dirección General de Función Pública del Ministerio de Hacienda para analizar si es factible la reincorporación. Su dictamen será vinculante pues una opinión negativa echará al traste el compromiso del ejecutivo que dirige Mamen Sánchez de retornar a la nómina municipal a buena parte de los incluidos en el expediente de regulación de empleo. Por ello, ayer la regidora no dudó en calificar la reunión de la próxima semana como "clave".

El Ayuntamiento ya ha remitido a este órgano, que entre otras competencias tiene encomendada labores de asesoramiento en materia de recursos humanos en el sector público, diversa documentación para que inicie su trabajo de análisis, un envío que se complementará con la reunión del jueves. Su papel trascendental en este proceso se supo tras un encuentro mantenido hace dos semanas por el gobierno local con altos representantes del Ministerio de Hacienda, administración que determinó que no pondría inconvenientes legales siempre y cuando su organismo dependiente lo respaldase.

Este dictamen, por tanto, es condición sine qua non para que el proceso de reincorporación avance. Si es factible, sería entonces cuando el gobierno local se podría centrar en dos vías, la económica y la jurídica, según explicó la alcaldesa. Para empezar, tendrá que cuadrar el presupuesto para incorporar el incremento en los gastos de personal que supondrá la reincorporación de más de un centenar de ex empleados. Además, se tienen que concretar los acuerdos transaccionales con cada uno de los afectados, un documento que establece las condiciones de su reingreso (se baraja que renuncien a los salarios de tramitación y días de vacaciones para rebajar costes).

Por ello, ayer la alcaldesa afirmó que "se sigue avanzando" en este procedimiento, aunque aún resten etapas trascendentales. En cambio, no es de la misma opinión un grupo de afectados que ayer decidieron encerrarse durante unas horas en la sede del PSOE de la calle Sevilla al considerar que no hay novedades en el proceso de reincorporación. La protesta, que se realizó aprovechando que la formación socialista celebraba una votación para conocer si su militancia apoya el pacto suscrito en el Congreso con Ciudadanos, no fue secundada por la plataforma de afectados por el ERE municipal que actúa como representación de este colectivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios