La familia de Pemán recurre el archivo de la querella a Fernández

  • Los hijos del escritor mantienen que las expresiones de la concejal de IU atentan a su honor.

Comentarios 3

La familia de José María Pemán ha recurrido finalmente ante la Audiencia el archivo de la querella a la concejal de IU, Ana Fernández, por un delito de calumnias e injurias. En el documento que ha sido presentado en Instrucción, y al que este medio tuvo acceso ayer, queda reflejado que el archivo de la causa "no es ajustada a derecho y es lesiva para los intereses" de los hijos del escritor.

"Resulta del todo indubitado que las expresiones tan gratuitamente proferidas por la señora Fernández de Cosa - "era un fascista, un misógino y un asesino", declaró la concejal durante un pleno sobre Pemán- son intrínsecamente afrentosas y tan meridianamente falsas y ofensivas que constituyen un delito de injurias del artículo 208 del vigente Código Penal, delito este del que los hijos son sujetos pasivos", dice el recurso. Asimismo, añade que "resulta del todo evidente que tildar públicamente a una persona fallecida de fascista, misógino y asesino supone un menoscabo de la fama y un atentado la propia estimación de los hijos del así calificado".

El sobreseimiento de la demanda contra Fernández se basó en la "falta de legitimación" de los hijos del escritor jerezano, puesto que las expresiones de la concejal de IU estaban dirigidas contra una persona ya fallecida.

La familia "discrepa" de los argumentos y conclusiones recogidos en el auto recurrido, "toda vez que, al menos en lo que al delito de injurias concierne", los hijos de Pemán "resultan directa y gravemente ofendidos por las manifestaciones de la querellada", explica. Para sustentar dicha afirmación, el recurso recoge el artículo 215 del Código Penal que establece que "nadie será penado por calumnia o injuria sino en virtud de querella de la persona ofendida por el delito o de su representante legal".

El documento añade que sin entrar si Ana Fernández "se movió en el marco del derecho a la libertad de expresión o cruzó los límites marcados al mismo por nuestro Tribunal Constitucional", a lo que sí "habrá darse respuesta" es si a los hijos de José María Pemán "pueden considerarse ofendidos en su honor, fama o estima por las manifestaciones vertidas sobre su fallecido padre por la querellada". "La respuesta habrá de ser afirmativa por cuanto, en primer lugar y según se recoge en sentencias como la de esta Sala de 23 de abril de 2010, la injuria constituye un ataque contra la dignidad de una persona, íntimamente relacionada con el honor, tanto en un sentido subjetivo, cuando se atenta contra la propia estimación personal, como en un sentido objetivo, cuando se menoscaba la fama; asumiendo en este sentido dicha sentencia la definición del contenido constitucional del derecho al honor realizado por el Tribunal Constitucional en su sentencia 49/2001".

"La representación pública" de José María Pemán como un "fascista, misógino y asesino" no puede "sino considerarse que efectivamente menoscaba la estimación personal y fama de sus hijos. Hasta el punto de que la propia señora Fernández de Cosa admite en su declaración a presencia judicial" que entiende que los hijos del escritor "se hayan sentido ofendidos y que lamenta si ha dañado su honor", concluye el recurso de la familia de Pemán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios