Una familia es retenida y desvalijada en un unifamiliar de Montealto

  • Atracadores kosovares asaltan a un hombre en el jardín de su casa amenazándolo con hachas y cuchillos para obligarle a que les abriera las puertas del chalé

Una familia que reside en un chalé de Montealto fue desvalijada por varios extranjeros que los retuvieron en su misma casa sobre las 21:30 horas de la noche del jueves. Los delincuentes, que podrían tratarse de kosovares, se introdujeron en la vivienda y asaltaron a su víctima "después de encerrar el coche en el garaje. Había ido un rato al gimnasio y, probablemente, aprovecharon ese momento para colarse en el jardín, donde me esperaban". Su mujer e hijo se encontraban en la vivienda y no se percataron de los movimientos anteriores. El susto fue terrible, dice, "cuando me obligaron a abrir la puerta de la casa y entraron conmigo amenazándonos con violencia. Fue tremendo para todos". No hubo que lamentar daños personales.

Los delincuentes iban armados con hachas y cuchillos. Tapaban sus caras. "Es increíble, puede parecer que lo que cuento es una película, pero de auténtico terror. Por eso se lo cuento", dice el afectado, un conocido ejecutivo. Evidentemente, para evitar represalias, prefiere que su nombre y la dirección de su casa no transcienda, pero ayer, por la tarde, estaba interponiendo denuncia oficial en la comisaría por el asalto, por lo que no se pudo precisar qué botín pudieron obtener los asaltantes, pero todo apunta a joyas y dinero. La Policía ya está investigando el caso desde la madrugada de ayer.

Los atracadores empleaban 'walkies talkies' para comunicarse posiblemente con otros compinches que estarían vigilando la zona para avisar de la llegada de las fuerzas de seguridad y, probablemente, vigilaban los movimientos de la familia afectada desde hacía tiempo antes.

El ejecutivo opina que los atracadores podrían ser "kosovares, aunque eso, claro, es una sospecha mía, pero tenían aspecto de gente del Este de Europa y un acento muy peculiar". "He querido llamarles (por la prensa) porque estoy indignado y esta inseguridad hay que atajarla. Pasamos un rato horrible", recordando, además, como otra familia fue asaltada y retenida en su propia casa de la misma urbanización el año pasado: el cabeza de familia sufrió un problema cardíaco grave a consecuencia del violento suceso. Los delincuentes entraron de madrugada sorteando las medidas de seguridad de la vivienda y retuvieron a los afectados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios