La fiscal jefe descarta revisar por el momento la pena del preso Ricardi

  • Ángeles Ayuso sostiene que el portuense "está condenado con total regularidad" y considera que aún no hay pruebas que sustenten la tesis policial de su inocencia

"Ricardi está condenado con total regularidad". Se puede decir más alto, pero no más claro. La fiscal jefe de Cádiz, Ángeles Ayuso, considera que de momento no hay pruebas que sustenten la tesis policial de que el portuense que está encarcelado desde el año 1995 como coautor de la violación de una joven en El Puerto es inocente. Ya la semana pasada, a raíz de anunciar hace quince días la Policía el nuevo giro que, en su opinión, daba el complejo caso de las violaciones que causaron la alarma en la provincia entre 1995 y 2000, con la identificación de los que el Cuerpo cree los dos únicos coautores, los dos jerezanos de espeluznantes historiales de delincuencia y agresiones sexuales a sus propias hijas, la máxima responsable de la Fiscalía de Cádiz ya dijo a este diario que de momento "sólo veía indicios". Días después, Ángeles Ayuso se mantiene exactamente en el mismo punto. Y a día de hoy, descarta por completo promover el recurso de revisión de condena del condenado.

"Yo de momento no veo motivos suficientes para iniciar el proceso de revisión de condena. Hay un señor cumpliendo condena por las violaciones que se llama Ricardi y ahora hay otro señor, uno de los jerezanos, que tenemos en prisión preventiva, cuyo ADN coincide" con las muestras de semen halladas en la ropa interior de la joven agredida en la urbanización portuense de Valle Alto. "No hay ninguna incompatibilidad en el asunto", enfatizó la fiscal jefe.

Ayuso agregó que ahora mismo se están revisando caso por caso cada una de las diez violaciones que fueron denunciadas entre el 95 y el 2000, diez sumarios, a la luz de las últimas investigaciones policiales, que apuntan a la única autoría de las agresiones por parte de los dos activos delincuentes de Jerez. Pero, para Ayuso, "en este momento no tenemos nada más que nos indique que Ricardi no está implicado".

Cabe recordar que Ricardi fue encarcelado por la segunda de las diez violaciones que fueron denunciadas. Fue reconocido "de forma inequívoca", según la sentencia de la Audiencia Provincial, de octubre del 96, por una de las víctimas, que identificó sin ningún género de dudas su voz, entre las de otras seis personas, así como también su rostro. Y es que la joven logró quitarle la capucha a uno de sus violadores, apreciando en su agresor que tenía "un ojo a la virulé". Y efectivamente Ricardi padece estrabismo en uno de sus ojos.

Lo que ocurre es que el jerezano que ha sido detenido ahora tiene la misma complexión física que el portuense (es bajito y grueso) y además de utilizar gafas, tiene un ojo "más grande que otro", según fuentes policiales, que están convencidas de que en todo este asunto se ha sucedido un lamentable cúmulo de coincidencias que han llevado a Ricardi a cumplir ya 12 años y siete meses de prisión por error.

De otro lado, la abogada de Derechos Humanos, Antonia Alba, adelantó ayer a este diario su intención de interponer un recurso de revisión de la condena de Rafael Ricardi Robles. Alba está a la espera de que Ricardi, desde la cárcel de Topas, le firme todos los papeles para hacerse ella cargo de su defensa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios