Los efectos del temporal en la ciudad

El fuerte viento de Levante provoca numerosas incidencias

  • Las caídas de ramas en el arbolado y los desprendimientos obligan a intervenir a Bomberos y Policía Local. Para hoy se esperan rachas superiores pues la alerta pasa de amarilla a naranja.

Comentarios 0

El fuerte viento del sureste se convirtió en protagonista durante toda la jornada de ayer, dejando a lo largo y ancho de la ciudad múltiples incidencias, aunque ninguna de extrema gravedad. Los más relevantes tuvieron que ver con caídas de ramas de árboles, chapas de naves y desprendimientos de inmuebles abandonados, incidentes que se repitieron por distintas zonas de Jerez.

Por esta razón, el Ayuntamiento tuvo que poner en marcha un plan preventivo que afectó a la mayoría de parques de la ciudad, que fueron cerrados, e incluso a las instalaciones deportivas. También se cerró al público el Zoobotánico debido a la caída de algunas palmas de palmera de la zona botánica. Se da la circunstancia de que había dos visitas de colegios concertadas, visitas que han sido aplazadas. El zoo se reabrirá en cuanto las condiciones meteorológicas mejoren y no entrañen riesgo en la seguridad de los transeúntes.

El Ayuntamiento cerró el Zoobotánico, los parques y todas las instalaciones deportivas

Bomberos, Policía Local y Protección Civil tuvieron una jornada intensa y movida, con salidas constantes. Entre las más llamativas destacó la caída de una palmera en la Plaza del Progreso que afortunadamente sólo quedó en eso. "La palmera se ha quedado a un metro y medio de una mujer que estaba en la terraza del bar", explicaba ayer uno de los empleados del bar Progreso, situado en la misma plaza.

El suceso ocurrió a eso de las doce y media, cuando la palmera se rompió de cuajo por la parte superior, cayendo la copa a pocos metros de una persona que en ese momento se encontraba sentada en la terraza del Bar Camachuelo. "Menos mal que esto no ha ocurrido la semana pasada, que esto estaba lleno de niños, si no hubiese pasado una desgracia", señaló otro de los camareros de la zona.

No fue la única palmera en romperse por la mitad durante el día, ya que en las proximidades de la plaza de toros, otra de grandes dimensiones cayó al suelo, también sin incidentes. Es la segunda vez en menos de un mes que sucede este mismo hecho, ya que hace unas semanas también se rompió por la mitad otra en el mismo escenario.

Otra de las salidas reseñables se produjo en la barriada de San Joaquín, concretamente en la calle Contadora, al desprenderse una rama de uno de los enormes pinos. Por suerte, no había nadie pasando por el acerado ni coches aparcados en la zona, y la rama sólo afectó al vallado perimetral de un bloque de pisos contiguo.

También hubo intervención de Bomberos y Policía Local con motivo de la caída de un árbol en la calle Pedro del Raño (en el entorno de Paseo de Las Delicias). El incidente provocó daños menores en los coches estacionados en dicha vía, aunque debido a esta intervención y por precaución debió cortarse al tráfico la avenida Olivar de Rivero. Del mismo modo, efectivos de Medio Ambiente tuvieron que acudir a la calle Al Hakam, próxima a esa zona, para desbrozar importantes ramas de árboles que se habían desprendido; al igual que en la calle Hidra, de la barriada La Milagrosa, donde dos vehículos fueron aplastados por otra rama de grandes dimensiones.

Ante esta circunstancia, el Ayuntamiento optó también por acotar diversas zonas de la ciudad con posible riesgo, como la Plaza del Banco, donde se ubica el centenario bayán australiano.

Por la tarde, en la Ronda de los Alunados, un vehículo sufrió el impacto de otra rama desprendida, rompiendo los cristales e hiriendo levemente a la conductora que se encontraba en su interior, que tuvo que ser trasladada al hospital.

Asimismo, en la calle Escudos, situada en la Ciudad del Transporte, el viento provocó la caída de una chapa procedente de una de las naves. Curiosamente, este último hecho, el que tiene que ver con las chapas, se repitió en otros puntos de la ciudad. Uno de ellos ocurrió en la rotonda de los Juegos Olímpicos, próxima al complejo deportivo Chapín, en el que el viento se llevó una caseta metálica prefabricada que apareció en una de las zonas ajardinadas. Afortunadamente, no impactó con ningún vehículo ni causó mayores daños.

Actuaciones en techos de chapas se llevaron a cabo en el establecimiento Bricodepot, también sin más incidentes.

Además de las chapas y el arbolado, las intervenciones tuvieron que ver también con determinados inmuebles, la mayoría de ellos abandonados o semiabandonados y que se encuentran en mal estado. Así, en la calle Francos los bomberos tuvieron que retirar varios ventanales deteriorados y que, con cristales, corrían el riesgo de desprenderse, algo similar a lo acontecido en la calle Santísima Trinidad con otro edificio en malas condiciones.

Tampoco se libraron del fuerte viento algunos centros educativos. Las situaciones más destacables se dieron en el IES Fernando Quiñones donde el techo del porche de entrada a las aulas prefabricadas salió volando por la mañana, una circunstancia que obligó, por precaución, a realojar a algunos de los alumnos al edificio próximo. Ya por la tarde se procedió a la retirada de los mismos.

También fue importante la caída de una rama de grandes proporciones en el patio del colegio José María Pemán. Tras el incidente, operarios de Medio Ambiente acordonaron el patio para retirar el árbol. El hecho provocó la suspensión de todas las actividades del patio, tanto en horario de comedor como las complementarias. Las intervenciones se produjeron también en el colegio María Auxiliadora.

Desde el 112 advierten que para la jornada de hoy el nivel pasará de amarillo a naranja, por lo que durante todo el día se esperan fuertes rachas de vientos.

más noticias de JEREZ Ir a la sección Jerez »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios