El gasto municipal en nóminas será de 2,6 millones al mes, un 24% menos

  • El Presupuesto del próximo año ya contempla para el Ayuntamiento la reducción del capítulo 1 debido principalmente al ERE y a la aplicación del nuevo convenio municipal

Comentarios 11

En la recta final del año, el Ayuntamiento ultima los detalles de los Presupuestos de 2013 que persiguen mantener el recorte de gastos como seña del gobierno local. El avance del estudio para la elaboración de estas previsiones arroja una reducción de 15 millones de euros en el capítulo 1 de Personal del Consistorio, lo que supone la anunciada reducción del 20% respecto al ejercicio anterior.

Las medidas de ajuste que se han ejecutado durante los últimos meses -no hay que olvidar, por ejemplo, el ERE municipal- permite que en los Presupuestos del próximo año se prevea un gasto (incluida la Seguridad Social) de 67 millones de euros en personal, frente a los 82,4 millones consignados en este 2012. Esta reducción -que no incluye a las empresas municipales- se verá reflejada mensualmente en un pago líquido de nóminas de 2.650.000 euros, dejando atrás los casi tres millones y medio que se pagan durante el presente ejercicio. Desgranando aún más los datos del avance de los Presupuestos, cabe remarcar que el coste medio por empleado municipal pasa de los 42.852,17 euros a los 39.967 para 2013.

Esta reducción es el resultado de la aplicación de las medidas previstas en el segundo Plan de Ajuste, remitido al Ministerio de Hacienda el pasado mes de marzo. Para conseguir los 94 millones de euros de ahorro en el próximo ejercicio, el gobierno local tiene previsto recoger los frutos de medidas como el reglamento de productividades, los expedientes de regulación de empleo en Ayuntamiento y holding municipal, la suspensión de pluses y un aumento en los ingresos a través de la gestión directa de Cirjesa, la concesión del agua y el Plan de Viabilidad hasta 2016.

Con esta reducción del 20% se cumple, para el gobierno local, el compromiso de "poner orden en las cuentas públicas" ante la situación de asfixia económica del Ayuntamiento. Fue así como calificó la alcaldesa, María José García-Pelayo, la situación del Ayuntamiento en el debate del Estado de la Ciudad, que se celebró el 29 de septiembre. La regidora recordó que la situación de partida que se encontró su gobierno al llegar al Ayuntamiento fue con una deuda de 958,7 millones de euros, un déficit en 2010 de 31 millones de euros y la PIE retenida al 100%. Igualmente, aludió a "la desorganización que existía en el Ayuntamiento, tanto desde el punto de vista económico como de la plantilla. Hemos tomado decisiones, nuestro objetivo era organizar el Ayuntamiento y para eso hemos puesto en marcha una RPT. Hemos realizado además un Plan de Ajuste que nos sirve para crearnos un marco a la hora de tomar decisiones económicas".

Mientras, la crítica situación de las arcas municipales ha llevado a la ciudad a sufrir importantes conflictos que han puesto a Jerez en el punto de mira. De hecho, la reciente huelga de limpieza en los colegios públicos y dependencias provocó que la ciudad fuera portada de los diarios nacionales, telediarios e incluso noticia en medios internacionales, que veían en la conocida cuna del flamenco y el vino el declive de los servicios públicos. Innumerables han sido las veces que se ha escuchado la frase 'hasta que el Ayuntamiento no me pague, yo no pago' por parte de concesionarias como Acasa (ayuda a domicilio), Respuestas Auxiliares (limpieza centros educativos) y Urbanos Amarillos, entre otras. Todos los esfuerzos parecen pocos para aliviar este escenario de impagos y ahogos, sin olvidar que el Ayuntamiento también persigue aplicar la misma reducción del 20% en empresas municipales e incluso, como ya se ha anunciado, en las transferencias a las concesionarias.

De hecho, este último ajuste ha sido el motivo por el que la plantilla de Urbaser (limpieza viaria y recogida de basura) ha convocado la huelga en el servicio. La bajada del 20% en el presupuesto para esta concesionaria se traduce, en principio, en el despido de 125 trabajadores. Una merma en la plantilla que para el Ayuntamiento no se traducirá, como ha dicho la propia alcaldesa, en un déficit del servicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios