El gobierno local consuma el rescate de otro servicio público

  • Recurre otra vez a la empresa municipal Comujesa tras los problemas con la concesionaria, esta vez con la del alumbrado público

  • Los 17 empleados pasan a la nómina municipal

Un operario arreglando una farola en una avenida de la ciudad. Un operario arreglando una farola en una avenida de la ciudad.

Un operario arreglando una farola en una avenida de la ciudad. / pascual

Desde el próximo lunes, el mantenimiento del alumbrado público será gestionado por el Ayuntamiento a través de la empresa municipal Comujesa. Esta será la tercera municipalización que acometa el gobierno local en este mandato -le han precedido el servicio de ayuda a domicilio y l a actuación socioeducativa con infancia y adolescencia-, una decisión que justificó en que es una apuesta "decidida" por la prestación directa de los servicios. Comujesa se mantiene, de este modo, como el plan 'b' para los servicios públicos y, por ende, para su plantilla cuando surgen contratiempos con las empresas que tienen la concesión administrativa. En el caso del alumbrado público, los 17 empleados de este servicio serán subrogados por la mercantil municipal.

Hasta ahora, la gestión ha estado en manos de una de las filiales de la multinacional OHL, que en marzo del año pasado amenazó con dejar el servicio ante los impagos del Ayuntamiento -en aquel entonces el ejecutivo reconoció una deuda que rondaba los dos millones de euros, una cuantía similar al coste del servicio durante más de año y medio-. La firma tenía entonces un contrato de dos años que expiró en el último trimestre del pasado año aunque se prorrogó durante varios meses mientras el gobierno terminaba los trámites para municipalizar el servicio.

Ayer, el delegado de Infraestructuras y Medio Ambiente, José Antonio Díaz, afirmó que el gobierno no tenía intención ni de prorrogar el contrato con OHL ni de sacarlo a concurso para buscar otra empresa. "Todo forma parte de una estrategia de gestión directa de servicios", aseguró. El responsable municipal estimó que esta decisión supondrá un ahorro anual de 322.420 euros a las arcas municipales "al no contemplar beneficio industrial, ni IVA". Según las estimaciones realizadas por el propio Ayuntamiento, el coste anual del mantenimiento del alumbrado público asciende a 1,2 millones de euros anuales. La ciudad cuenta con unos 26.300 puntos de luz, según se recoge en el pliego de condiciones que reguló la concesión de este servicio en 2014.

El proceso de municipalización de servicios que estaban cedidos mediante concesión se inició durante el anterior mandato. En octubre de 2013 se encargó a Comujesa la gestión del servicio telefónico de información al ciudadano 010. Apenas cuatro meses después se hizo lo mismo con laejecución de las obras de calas en la vía pública y en ese mismo año se adoptó la misma solución para la explotación del transporte público de viajeros. Con la nueva encomienda, Comujesa tendrá a su cargo seis servicios públicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios