Al gobierno local le llueven las críticas por sus titubeos en la I Feria de la Salud

  • Ciudadanos y PP critican su suspensión por ser privada y Facua la cuestiona por "atacar" a la sanidad pública

La suspensión de la I Feria de la Salud, cuya inauguración estaba prevista para hoy, deja en mal lugar al gobierno local, al que ayer le llovieron las críticas por el despropósito y la precipitación que rodean al aplazamiento de la cita. La organización de consumidores Facua-Cádiz, que calificó la feria de "ataque" a la sanidad pública por su marcado carácter privado, lamenta la apuesta por la privatización de la sanidad del equipo de gobierno, que considera "especialmente grave" si se tiene en cuenta que la idea parte del PSOE, partido que figura al frente tanto del ejecutivo local como del andaluz.

La organización ha solicitado al Ayuntamiento que aclare los pormenores de la organización de este evento, en el que solicitó con antelación que no participara ningún responsable del servicio andaluz de Salud frente a lo previsto en la programación.

Facua-Cádiz recuerda que, tras la denuncia realizada por la organización por el exclusivo carácter privado de la muestra, el Ayuntamiento anunció el martes el aplazamiento de la feria por "motivos de organización" y por la decisión del área municipal de Igualdad y Salud, que dirige Carmen Collado, de "ampliar con nuevos contenidos de interés general el programa previsto".

En el extremo opuesto, el grupo municipal de Ciudadanos criticó ayer la "criminalización sistemática" de todo lo relacionado con la iniciativa privada por parte del gobierno local, postura que calificó de "intolerable", más aún cuando entiende que el ejecutivo socialista se pliega con la suspensión de esta feria a los deseos de Podemos.

"Nos parece del todo intolerable que no se lleve a cabo la celebración de esta feria", señala el portavoz de C's, Carlos Pérez, en un comunicado, en el que critica que la decisión se haya adoptado "con tan solo 24 horas de antelación" y sin aviso previo" a muchas de las empresas que tenían previsto montar su stand en el recinto del Alcázar, en el que iba a desarrollarse la I Feria de la Salud.

Según Pérez, esta iniciativa se enmarca en el convenio marco de colaboración que tiene el Ayuntamiento con entidades médico-sanitarias, por lo que considera que "hay que ser serios con las decisiones que se toman a pesar de las críticas o presiones que desde la oposición puedan ejercerse, sobre todo cuando afectan a terceros".

Ciudadanos exigirá hoy en el pleno explicaciones a la delegada de Salud sobre los motivos de la suspensión, toda vez que el portavoz del partido entiende que el gobierno local "entra en una dinámica muy peligrosa" al tomar "decisiones a la ligera mal asesorado por asociaciones y colectivos cercanos a Podemos".

Al hilo de la suspensión de la I Feria de la Salud, y en línea con Ciudadanos, el PP de Jerez criticó ayer que "el PSOE se entregue a Podemos en su afán de prohibir todo aquello que no les gusta", algo "más propio de los regímenes totalitarios".

Las empresas que iban a participar en el evento "han visto como el desgobierno socialista, y en manos de Podemos, la ha anulado con nocturnidad y alevosía, después de mucho esfuerzo y mucho trabajo", manifiesta el diputado y concejal del PP, Antonio Saldaña.

Los populares denuncian en una nota que "decir que una Feria de la Salud promovida por entidades privadas no es defender la sanidad pública es un argumento pueblerino, porque la defensa de la sanidad pública que defendemos todos los españoles y todos los andaluces y todos los jerezanos no se realiza prohibiendo una feria privada, sino con los presupuestos de la Junta de Andalucía".

En este sentido, Saldaña subraya que la defensa de la sanidad pública se demuestra completando la red de centros de Salud, pues recuerda que todavía están pendientes de apertura o de ejecución el de la Milagrosa, el de Jerez centro o el de la zona norte; abriendo radioterapia, construyendo el edificio quirúrgico y cubriendo las carencias de profesionales desde la atención primaria a la especializada y hospitales.

"Esa es la manera de defender la sanidad pública, con presupuestos y con actividad económica que permita que los impuestos de los ciudadanos puedan sostener el sistema", indica Saldaña, quien asegura que "prohibir lleva a la destrucción, que es a lo que llevan Podemos y el desgobierno del partido socialista".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios