Jerez

El gobierno exhibe un superávit de 28 millones para defender su gestión

  • Presume de haber reducido en 2017 el remanente de tesorería y los pagos pendientes

  • En cambio no hace público el balance patrimonial con la evolución de la deuda

El delegado de Economía, Santiago Galván, presentando ayer la liquidación de 2017. El delegado de Economía, Santiago Galván, presentando ayer la liquidación de 2017.

El delegado de Economía, Santiago Galván, presentando ayer la liquidación de 2017. / manuel aranda

Días después de que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) advirtiera de la crítica situación financiera del Ayuntamiento jerezano, el delegado de Economía, Santiago Galván, compareció públicamente para asegurar que la hacienda local está en la "senda de la mejora" basándose en los resultados de la liquidación de 2017 aprobada la pasada semana por resolución de Alcaldía. Para ello, se agarró a tres magnitudes para sustentar esta afirmación: el cierre presupuestario en positivo, la mejora del remanente negativo de tesorería y la reducción de las obligaciones de pago.

A trazo grueso, 2017 cerró con una diferencia positiva entre ingresos y gastos de 27,8 millones -es el denominado resultado presupuestario ajustado-. Ahora bien, si se compara con las liquidaciones de los ejercicios precedentes, el importe de 2017 es el más pequeño pues tanto 2014 como 2015 finalizaron con un positivo que rondó los 38 millones y en 2016 subió hasta los 84 millones. En esas ocasiones, el edil señaló que no eran superávits reales ya que a estos importes había que restarles ingresos obtenidos por préstamos del Estado, por el traspaso de la gestión del agua o por facturas no reconocidas. Ayer, en cambio, no puso ninguna objeción al número positivo registrado señalando que el pasado ejercicio fue el segundo con "superávit real".

Otro "hito" aludido fue el remanente de tesorería para gastos generales -es la magnitud que compara la capacidad de pagar todo lo que la entidad local debe- señalando que en 2017 cerró con un negativo de 99,5 millones, aunque puso especial énfasis en destacar la reducción de esta cuantía desde 2014 donde se alcanzaron unos números rojos de 167,5 millones. Y la tercera magnitud a la que se refirió fue la reducción de las obligaciones pendientes de pago señalando que se ha logrado disminuir en 80 millones desde 2015- el debe se situó a finales del pasado año en 217 millones de euros-.

Esto le sirvió al responsable de la hacienda local para mantener su discurso maniqueo entre la gestión de su partido y la del anterior inquilino de la zona noble de la Casa Consistorial, el PP. "Nos hemos apartado ya del desastre de la legislatura anterior. Estamos en la senda de mejorar las cuentas municipales y estas cuentas nos reafirman en este camino", sentenció.

Ahora bien, el edil no mostró otros documentos que sí presentó en anteriores liquidaciones, especialmente el balance patrimonial del Ayuntamiento donde se refleja, entre otros ítems, el importe global de la deuda municipal al cierre del ejercicio. Galván se escudó en que lo publicará próximamente en el Portal de Transparencia de la web municipal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios