Los hosteleros dicen que de los 52 millones de ingresos sólo unos 3 son para Jerez

  • La alcaldesa afirma que el impacto económico del Mundial ha crecido un 71% en los últimos cuatro años, pero adelanta que pedirá a Dorna que ajuste la fecha del GP a "lo que interesa a la ciudad" y reclama "solidaridad" a los negocios del centro

Comentarios 56

La alcaldesa, Pilar Sánchez, mantuvo ayer un encuentro con representantes de los hosteleros, hoteleros, comerciantes y colectivos vecinales para analizar los efectos del dispositivo organizado en torno al pasado Gran Premio de España de Motoclismo celebrado en la ciudad. Tras la reunión, que fue calificada por la regidora socialista como "magnífica y constructiva" y en la que, aseguró, "la valoración general ha sido positiva", la munícipe compareció en rueda de prensa para anunciar que tras la Feria del Caballo se constituirá una comisión de trabajo permanente, integrada por todas las partes implicadas o afectadas por el evento, con el objetivo de tener ultimado, "como muy tarde a finales de otoño", el dispositivo del Mundial de 2009.

Al tiempo, pese a sostener que el Gran Premio "ha aumentado su volumen de beneficio económico directo en Jerez y su entorno en los últimos cuatro años en un 71,7% -de 30 millones en 2005 a 51,5 en 2008-", Sánchez adelantó que solicitará a Dorna, la empresa internacional organizadora de la prueba deportiva y tras la experiencia de este año, que ajuste el calendario de las pruebas motociclistas a una fecha más idónea para la ciudad. Sin entrar a valorar el peso de la declaración, la alcaldesa anunció que "vamos a hablar con Dorna, que es quien tiene la competencia, para intentar adecuar la fecha lo mejor posible a lo que le interesa a la ciudad, para que [el Mundial] no sea cinco días después de la Semana Santa, que no sea antes de la celebración del Gran Premio de Portugal, y a final de mes". "Hay que intentar que se den las mejores circunstancias para que la celebración sea un éxito", se apresuró a decir con firmeza. En una entrevista concedida a Onda Cero se expresó en términos similares: "La Semana Santa ha sido cinco días antes del Gran Premio, donde la gente ha viajado; han sido los tres días últimos de mes, con lo que supone también para los sueldos; la coincidencia del siguiente GP de Portugal, por lo tanto muchos portugueses y gallegos, que posiblemente sean los que más desembolsen en este tipo de eventos, no se han desplazado".

Al margen de lo anterior, reclamó según le han demandando los hosteleros de la zona de la avenida de Arcos, "solidaridad" al resto de negocios del centro de la ciudad, pues "por primera vez ellos han podido recibir beneficios de esa tarta". Desde Acoje, su portavoz Jesús Herrero tildó de "vergonzosa" esa petición, pues lo que es injusto, a su parecer, es que "haya cinco bares en una calle de libre acceso y en otras no". "¿Qué pasa que allí se hace cumplir la Ley y en nuestra zona no?", se cuestionó acto seguido. "O blindamos todo o dejamos la ciudad abierta; de cada hostelero y sus esfuerzos dependerá vender más o menos pero hay que estar en igualdad de condiciones", mantuvo. Y agregó: "Nosotros vamos a seguir reclamando que Jerez sea una ciudad abierta a todos, y no ya por la cuestión puramente económica, porque un negocio no sobrevive por dos días, sino por la oportunidad de que nadie se iba sin conocer la ciudad".

Desde Alfredo Café Copas, su regente Alfredo Carrasco, consejero de Horeca, la patronal hostelera de la provincia, lamentó que durante el pasado fin de semana "no es que hayamos vendido la mitad del pasado Mundial, es que hemos vendido un 50 por ciento menos que un fin de semana cualquiera". "Se han cargado el ambiente motero y el comentario es generalizado. Todo el mundo lo ha notado y si dicen que se ha vendido más es que al motero de Jerez se lo han cargado", apuntó. La supuesta merma en las ganancias, según expuso Sánchez, se sostienen igualmente en que el "nivel cualitativo del visitante ha aumentado, por lo que el gamberro, el que forma el lío, no tiene cabida en la ciudad". Por su parte, Paco Braza, vocal de hostelería de Asunico, comentó que desde su organización apuesta por "flexibilizar las medidas y crear más bolsas de aparcamientos". "En general el dispositivo ha funcionado bien, y es difícil que llueva a gusto de todos, pero todos tenemos que recoger esa lluvia".

Pero las cajas no han cuadrado este fin de semana. Fuentes del sector hacen su propio balance extraoficial. "En Jerez hay 3.300 camas disponibles, si a ellas se suman las ilegales llegamos a unas 5.500, de cada una se extrae un gasto diario, tirando largos, de 200 euros de media. Esos 200 euros se multiplican por tres días de estancia media y nos sale que de los 52 millones que dicen, y sabe Dios quién hace las cuentas, sólo alrededor de 3,3 millones fueron en Jerez". "Hay muchísima gente de la provincia y la zona que viene y sólo compra la entrada, y ese gasto no se incluye en la encuesta", advierten. "El motero viene, pero la realidad es que cada vez menos a Jerez, se lo gastarán todo en la zona porque aquí seguro que no, son maltratados", dijeron.

En la reunión, el presidente de Horeca, Antonio de María, señaló que "no hay que olvidar que el GP ha sido un éxito deportivamente hablando y que sin ese éxito todo lo demás no sería posible". En este sentido, Sánchez puntualizó que "el éxito del evento deportivo es incuestionable: lo ha dicho el Rey, Dorna y los visitantes. Un premio organizado y con infraestructuras suficientes. Es lo principal y lo que lleva a lo demás". En este punto, la alcaldesa volvió a insistir en que "se ha iniciado un cambio de filosofía y ya llegué a decir que una vez que consigamos esa reeducación, es posible no necesitemos montar dispositivo, ojalá".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios