La huelga en Las Calandrias puede crear un "problema de salud pública"

Comentarios 1

Los trabajadores de la planta de reciclaje de Las Calandrias retomaron ayer lunes las protestas iniciando una tercera jornada de huelga, ante la falta de acuerdo con la empresa gestora. Desde CCOO, el responsable de acción sindical Rafael Tejada, aseguraba que los paros "se han desarrollado con total normalidad, a la espera de lo que pase en Cádiz".

A la vista de los acontecimientos, desde CCOO mostraron ayer su preocupación porque la huelga puede desembocar en un "problema de salud pública". En concreto, Tejada reconoció ayer que las dos fosas de la planta se encuentran al máximo de su capacidad y que "ya se están dejando material fuera de estos espacios". De este modo, aseguró que la situación puede empeorar a lo largo de esta semana "y que sea un desastre total, porque los camiones han seguido dejando la basura y se está acumulando sin tratar, lo que puede desembocar en focos de infecciones".

Al mismo tiempo, Tejada confirmó ayer que los ayuntamientos de El Puerto, Arcos, Jerez y la Mancomunidad de la Sierra están vaciando los camiones en la planta de Las Calandrias, aunque no así el de Rota. "Creemos que pueden estar tirando la basura en un vertedero por la parte de Sanlúcar", señaló el responsable sindical. Hay que recordar que los trabajadores ya denunciaron que algunas localidades estaban utilizando vertederos ilegales, aunque finalmente la mayoría optó por volver a descargar los camiones en Las Calandrias. Por estos motivos, de no haber acuerdo en la negociación del convenio colectivo entre la empresa gestora y los afectados, la situación podría desembocar en un grave problema que afectaría a la recogida de basuras en distintos municipios de la provincia. No obstante, los empleados insisten en que necesitan mejoras laborales y piden una disminución de horas en la jornada, así como otras medidas para que sus condiciones de trabajo de asemejen a las que tienen las plantillas de otras concesionarias del Ayuntamiento de Jerez. Unas peticiones a las que por el momento la empresa se ha negado pese a que incluso la alcaldesa, Pilar Sánchez, medió y propuso un acuerdo provisional de tres meses mientras se crea el futuro consorcio de basuras de la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios