Un huracán pasó por Puerto Real

  • La Policía Local recogió picos de viento de hasta 150 kilómetros hora que asemeja a un huracán de fuerza 1

  • Hasta ayer se atendieron 480 incidencias en la provincia

El Ayuntamiento de Puerto Real solicitará la declaración de zona catastrófica. Así lo anunció ayer después de una reunión mantenida por los técnicos municipales y responsables de la Policía Local en la que ésta presentó su informe de balance de daños. En ese documento, la Policía ofreció un dato demoledor: se habían recogido picos de viento que alcanzaron en este municipio los 150 kilómetros por hora, además de un viento mantenido "durante horas" a una velocidad de 120 kilómetros. Esas características, indicaron desde la Policía, asemeja el temporal vivido desde el pasado miércoles a todo un "huracán de fuerza 1".

En su explicación, detalló que esta medición se hizo siguiendo la escala Saffir-Simpson, pues "durante horas el levante ha soplado a más de 120 kilómetros por hora y se han alcanzado vientos de hasta 150 kilómetros por hora". Lo cierto es que esta localidad ha sido una de las que más daños ha sufrido como consecuencia del fuerte levante que ha soplado en toda la provincia desde hace más de tres días. Ayer, en un comunicado, el Ayuntamiento puertorrealeño explicaba que debido a los numerosos daños producidos en el mobiliario urbano, parques, vegetación, playas, fachadas, tejados o instalaciones de energía solar, se adoptó la decisión de solicitar a la Subdelegación del Gobierno que inicie un expediente de declaración de zona catastrófica.

Más allá de Puerto Real, el servicio de Emergencias 112 realizaba ayer un nuevo balance de todas las actuaciones en la provincia de Cádiz. Explicó que, sólo en la mañana de ayer, había gestionado más de una veintena de incidencias relacionadas con el viento, por lo que desde el principio del temporal el pasado miércoles, se han registrado más de 480 emergencias asociadas al temporal y cinco personas resultaron heridas.

Según indicó Emergencias en una nota, durante las últimas horas disminuyó el número de avisos al Teléfono Único de Emergencias. Destacó, entre esos incidentes, el desprendimiento de un muro en un chalet de Pinar de los Guisos, en Chiclana, sin que se produjeran heridos. Por su parte, los municipios que registraron más incidencias en la mañana de ayer fueron Chiclana y El Puerto, mientras que durante la jornada del miércoles fue Jerez la ciudad desde la que se recibieron más avisos en el 112.

En el caso de Chiclana, su Ayuntamiento evaluaba también ayer los destrozos en varios equipamientos municipales, pero sobre todo en el campo de fútbol de Huerta Matas, en el que salió por los aires la cubierta de chapa de esta infraestructura deportiva que, por fortuna, no produjo daños personales ya que cayó en un descampado cercano. Cabe reseñar que esta instalación fue colocada hace tan sólo tres meses y supuso un coste de 40.198 euros. Este equipamiento se encuentra cerrado por seguridad y el Ayuntamiento esperará hasta el próximo lunes para abordar el arreglo o la reposición completa de la cubierta.

Además, el Consistorio tendrá que hacer frente a otros desperfectos, aunque en bastante menor medida, como los originados en una canaleta del Padel Center Europa 2015, así como una chapa de la cubierta del nuevo pabellón deportivo de El Fontanal, sin que finalmente se haya caído. El fuerte levante también ocasionó el cierre de todas las instalaciones deportivas al aire libre, si bien en la jornada de ayer reanudaron su actividad, salvo en Huerta Matas.

Por otra parte, Capitanía Marítima y Autoridad Portuaria decretaron ayer por la mañana un tímido y precavido reinicio de operaciones en el muelle de Cádiz después de las cerca de 40 horas de intenso levante que mantuvo en vilo a buena parte del sector. Si el jueves se vivió la cancelación de la escala del crucero noruego Viking Sea, ayer fue el Mein Schiff 4 el buque turístico que prefirió saltarse los cantiles gaditanos por miedo al fuerte levante que hacía complicadas las maniobras de entrada y amarre y tirar directamente para Lanzarote, su siguiente escala. Por contra, el Club Med 2 sí optó por atracar en Cádiz.

La otra imagen del día se produjo en el puerto de Algeciras, donde se hundía en la mañana de ayer a causa del temporal, el buque Panagia Parou, un ferry que permanecía abandonado amarrado a puerto desde marzo de 2013 y que se iba al fondo del muelle de Isla Verde interior. La Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras ya anunció ayer que próximamente se procederá a la elaboración del plan de reflotamiento del buque.

Con todo esto, parece que lo peor del temporal ya ha pasado, aunque hoy sábado aún se notarán algunas rachas de levante en la Bahía de Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios