La inspiración hecha volante en la Atalaya

  • Brillaron los diseños de Cañavate, Dionisio Sánchez, Ana Ricardi, Carmen Acedo y Amparo Maciá

Comentarios 10

Brío, solera y volantes fue lo que se vio el día de ayer en los Museos de la Atalaya durante la cuarta y última jornada anual de la Pasarela Flamenca Jerez 09, patrocinada por Harveys Bristol Cream, Hedonai Centros Médicos-Estéticos, Muebles Briole y Solera Motor.

Los diseñadores que exhibieron sus colecciones fueron en esta ocasión Cañavate, Dionisio Sánchez, Ana Ricardi, Carmen Acedo y la jerezana Amparo Maciá, que fue la encargada de clausurar la citada plataforma provincial de moda.

Además de la luz y el espectáculo que acompañó a las muestras, diversos músicos acompasaron el ritmo de los desfiles de manera que el Salón Misterio de la Atalaya volvió a registrar un lleno absoluto gracias a la asistencia de un público conmovido por presenciar las propuestas más novedosas de la temporada, planteadas por los citados creadores.

El primero en abrir la última jornada fue 'Cañavate' con 'Las Flores de mi Jardín', quien dijo sobre su colección que sus dos fuentes de inspiración habían sido "la noche y las flores de Andalucía". Así, el fucsia de las bugambillas, el rojo de las amapolas, el amarillo de las margaritas, el verde del campo, el malva de la lavanda y el crudo de las rosas, dieron color a sus paños , llenándolos de vida.

De la noche extrajo, según explicó, "la intensidad del negro y el azul tinta", consiguiendo un resultado en cualquier caso lleno de fuerza y carácter.

Haciendo protagonista a unos volantes rizados como claveles en movimiento, marcó tendencia innovando con los flecos que adhirió a los escotes y las espaldas de sus flamencas más atrevidas.

En cuanto a los complementos, señalar que le dio máxima importancia a las flores de gran tamaño y relegó a un segundo plano al resto de abalorios -a excepción de las enormes peinetas de carey con que decoró las cabezas de algunas de sus modelos-.

El joven diseñador jerezano Dionisio Sánchez (de tan sólo veintitrés años), dio el relevo a Cañavate con su colección 'Maricruz', que estuvo impregnada del acento inconfundible de nuestra tierra -cada vez más pujante en las pasarelas-. Tomando como referencia una gran paleta llena de colorido, tomó como punto de partida de sus creaciones la mezcla de estampados, y fusionó los estilos más rompedores que actualmente imperan en la moda, con el sabor a feria.

De Sánchez, cuya base de negocio consiste mayormente en la elaboración de colecciones flamencas, de fiesta y de moda, cabe señalar que apostó por una comodidad elegante y colorida.

Antes de cerrar la edición los asistentes pasaron revista a los modelos de Ana Ricardi Y Carmen Acedo.

Ricardi, oriunda de Sanlúcar y directora de su propio centro de formación profesional en Jerez, destacó por su decidida recuperación de las líneas sencillas y armoniosas. Con ellas redescubrió los orígenes del traje de faralaes y sus paños, que permitieron a las maniquíes moverse con comodidad sin perder un ápice de elegancia.

Las prendas de Carmen Acedo destacaron por servirse de cortes más bien clásicos a la hora de ilustrar a sus gitanas. Y es que la sevillana engalanó la pasarela con volantes ligeros de mucho vuelo y llamativas tonalidades. Resaltó por tanto el color, al que tuvo como mejor aliado de sus propuestas, y la aguja con que supo ajustar los vestidos a las siluetas femeninas como si de una segunda piel se tratase.

Uno de los desfiles más esperados de la tarde fue el de la popular diseñadora Amparo Maciá. Prueba de ello fue el cariño con que el público allí reunido acogió el evento.

Con 'Guapa' inculcó a la concurrencia, la importancia de ceñir al máximo las prendas folklóricas. Desde luego, no cabe duda de que Maciá quiso sacar a la palestra este año todo el arte y el poderío que merece sentir una mujer cuando se viste de flamenca.

Con ajustadísimos cuerpos realizados en crepes con licra y mezclados con organza para aumentar su dimensión, propuso unos volantes muy bajos pero con una abertura y unos volúmenes exagerados. Un propuesta muy femenina, que combinó con amarillos, verdes esmeralda y morados, sin abandonar sus clásicos rojos, beiges y negros.

Cabe señalar que además de los desfiles , la Pasarela Flamenca Jerez 09 contó con la presencia de más de una veintena de casetas expositoras en las que tantas otras diseñadoras de moda flamenca y empresas relacionadas con este sector, pusieron a la venta demás complementos y abalorios .

Stands como los de 'Isabel Sevillano', 'Ázaga', 'Isabel Tejidos', 'Micaela Villa', 'Carmen Chacón', 'Dora González', 'López Cepero' o 'María Cid', recibieron multitud de visitas por parte de las personas que acudieron a los desfiles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios