La intervención con personas sin techo contará con un protocolo

  • La dirección de Bienestar Social mantiene contactos con otras instituciones para conseguir mayor eficacia y coordinación en la atención a los que viven en la calle

El Ayuntamiento avanza en la elaboración de un protocolo de intervención con las personas sin techo, en el que se contemplen las actuaciones que desde instituciones públicas y privadas se deben llevar a cabo, en función de la realidad de cada una de estas personas. La dirección de Bienestar Social y del Mayor estima que en Jerez la cifra de los 'sin techo', en el sentido más restrictivo del término, está entre 25 y 40 personas, teniendo en cuenta que se trata de una población en muchos casos itinerante. Son los que habitualmente duermen en la calle o los que aún disponiendo de una vivienda, pasan la mayor parte del tiempo en las calles debido a sus adicciones u otro tipo de problemática. La cifra es muy superior si se amplía el término a todas las personas que carecen de una vivienda digna o que son usuarios habituales de los albergues.

El director general de Bienestar Social y del Mayor, José Manuel Jiménez, se reunió ayer con el jefe de la brigada de seguridad de la Policía Nacional, Alfonso Rodríguez, el secretario de esta brigada, Miguel López, y el inspector de la Policía Local Javier Pérez para intentar consensuar aspectos de este protocolo, en el que se quiere implicar también a jueces, fiscales y a los profesionales del ámbito sanitario. De hecho, el Ayuntamiento ya ha tenido los primeros contactos con miembros de la judicatura con este fin. Jiménez expuso que "se trata de ver qué podemos aportar cada uno y actuar de una forma coordinada para que las intervenciones con estas personas sean lo más eficaces posibles".

La atención es en algunos casos compleja, sobre todo, cuando no hay voluntariedad por parte de la persona que vive en la calle por cambiar esa situación. No obstante, el director de Bienestar Social indicó que precisamente se intenta establecer la forma de intervención, más allá de que el 'sin techo' lo acepte, porque se dan casos de transeúntes que no tienen plenas facultades para decidir por sí mismos, "nos encontramos con muchas situaciones de patología dual y por eso es también importante la implicación de los servicios sanitarios, sobre todo, de salud mental".

El Ayuntamiento también buscará la colaboración con las organizaciones que trabajan con este colectivo, con las que ya existe una relación fluida a través de la red de integración social. Hay que tener en cuenta que muchos de los recursos que existen en la ciudad para los 'sin techos' son gestionados por estas organizaciones, como el centro de día que dirigen las Hijas de la Caridad y Cáritas. También 'Siloé' o Cruz Roja atienden a transeúntes a través de recursos propios, mientras que el Ayuntamiento cuenta con el albergue municipal, unas instalaciones sobre las que hace tiempo se baraja la posibilidad de cambiar su ubicación a un nuevo edificio, un proyecto que está, sin embargo, poco avanzado.

El responsable de Bienestar Social recalcó ayer que actualmente las intervenciones con los ' sin techo' son muy frecuentes, sobre todo, por parte de la Policía, que suelen ser los primeros en detectar este tipo de situaciones a pie de calle. Jiménez estimó que la ciudad cuenta en estos momentos con recursos suficientes para las personas sin hogar, aunque matizó que quizá sería adecuado aumentar algunos, sobre todo, para la primera acogida. No obstante, señaló que con una buena coordinación y aprovechamiento de lo que ya existe, la ciudad tiene capacidad para responder a esta demanda.

El protocolo de intervención que se quiere realizar, en cierta medida como el que ya funciona para las víctimas de la violencia de género, no tiene fecha, según dijo Jiménez. "No nos hemos puesto un límite. Lo importante es que la disposición de todas las instituciones implicadas es buena".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios