Cinco jardines nuevos refuerzan el 'pulmón verde' de El Altillo

  • Ecologistas critican el "derroche de dinero" empleado en la segunda fase de un parque que "ya lo era de por sí"

Los jerezanos pueden disfrutar ya de la segunda fase del Jardín Escénico El Altillo que está constituida por cinco jardines conectados por estanques, caminos, senderos (un laberinto entre ellos) y unos 9.000 metros cuadrados de pradera, muy reseca actualmente por efecto de las bajas temperaturas. En total, el parque de El Altillo es un pulmón verde de unos 76.300 metros de los cuales unos 49 mil ya han sido puestos en valor. El horario de apertura es de 10,30 a 20,30 horas.

La alcaldesa Pilar Sánchez, que lo inauguró ayer, afirmó que "a partir de ahora todos los jerezanos y jerezanas van a contar con un nuevo espacio donde venir a pasear y disfrutar de la naturaleza y el medio ambiente. Con la inauguración estamos demostrando que, una vez más, seguimos trabajando para que los ciudadanos y ciudadanas tengan una mayor calidad de vida".

Sánchez indicó que hay previsto una tercera fase, todavía por ejecutar, y explicó que "hay un acuerdo con la propia familia que hay que respetar (en referencia a las llamadas niñas de El Altillo, a las que dedicó un recuerdo especial), y vamos a respetar, y tenemos claro que vamos a acabarla". La siguiente fase está incluida en los presupuestos plurianuales del Consistorio. Por su parte, el director general de Tencoma, Francisco García, que ha ejecutado el proyecto, destacó que "en todo momento hemos respetado la importante arboleda que ya se encontraba en ese parque. Ha sido un trabajo duro, pero al final ha merecido la pena, porque hemos podido conjugar lo nuevo con la que ya se encontraba plantado".

La nota discrepante, pero educada, la pusieron los verdes. Pepe Trujillo, portavoz de Ecologistas de Acción, señaló a este periódico que "la apertura de zonas verdes siempre es buena para el disfrute del ciudadano. Pero, desde siempre, pusimos muchas pegas al diseño, como el traslado de los almestes ( árboles algunos de ellos centenarios), que costó una millonada, y hoy no los hemos visto: estarán en alguna chimenea". Trujillo agregó que el Jardín tiene "excesivo hierro y excesivo hormigón: esto ya era un parque y no se debía haber tocado mucho. Sólo adecuarlo, hacer una entresaca, quitar los árboles secos,pero no gastarse la millonada. El derroche tenía que haberse evitado. Era una zona verde de por sí".

Minutos antes la alcaldesa había valorado el costo de la segunda fase 2.600.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios