Los jerezanos pagarán no menos de 200 euros más en impuestos distintos al IBI

  • El PP alerta al contribuyente de subidas por la revisión catastral de hasta el 300% en el pago de las Plusvalías y el IRPF, a la vez que lamenta que el gobierno local sólo informe sobre el de bienes inmuebles

Comentarios 7

El PP se ha visto desbordado por la avalancha de llamadas y visitas recibidas en su sede de ciudadanos que querían hacer consultas relacionadas con la revisión catastral, espinoso asunto en el que los populares acusaron ayer al equipo de gobierno de contar medias verdades.

Mientras los responsables municipales en asuntos económicos se limitaron a informar en una comparecencia reciente de las medidas adoptadas por el Ayuntamiento para amortiguar el impacto de la revisión del valor catastral de las viviendas en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el presidente local del PP, Bernardo Villar, amplió ayer la información para explicar a los ciudadanos que el nuevo catastro tendrá incidencia, y mucha, en otros impuestos de origen local (Plusvalías), autonómico (Sucesiones y Transmisiones) y estatal (declaración del Patrimonio e IRPF).

Según los cálculos del PP, el propietario de una vivienda tipo en Jerez (con un valor de 66.800 euros), tendrá que pagar, aparte del IBI y en el mejor de los casos, no menos de 194 euros en impuestos, cifra que en el extremo opuesto, el de la herencia de una propiedad inmobiliaria, puede suponer al contribuyente un desembolso adicional de unos 18.000 euros.

En función del uso o destino que se dé a la vivienda, y siempre según el inmueble tipo tomado como referencia por el PP, el incremento puede oscilar entre el 15% del impuesto municipal de plusvalías por la venta de la casa y el 300%, en caso de que no sea vivienda habitual, que se pagaría a Hacienda en el apartado correspondiente del IRPF.

En lo que afecta al plano municipal, Villar lamentó que en el folleto informativo editado por Jereyssa sólo se hable de las medidas adoptadas por el Ayuntamiento para amortiguar la subida del IBI, que este año se limita a un máximo del 7%, sin hacer alusión alguna a la plusvalía ni al importante aumento que en años sucesivos, "por muchas bonificaciones que se apliquen" sufrirá el impuesto de bienes inmuebles para adaptarse al nuevo valor catastral.

Al margen del recurso, también tipo, elaborado por los responsables del PP y que han puesto a disposición de todos los ciudadanos que quieran reclamar, Villar anunció ayer que su partido presentará en el Ayuntamiento una propuesta de acuerdo para solicitar al Catastro la "retirada o revisión" ante las irregularidades observadas y que contravienen las leyes y la Constitución, ya que ni la nueva valoración puede superar el 50% del valor de mercado, requisito que no se cumple en ninguno de los casos estudiados por el PP, ni los impuestos pueden tener carácter confiscatorio.

En este sentido, el candidato al Congreso de los Diputados por la provincia, Aurelio Romero, explicó que todo impuesto que se fije en función de revalorizaciones como las del 1.500% notificadas a algunos agricultores o las del 300% que afectan a la zona urbana "es confiscatorio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios