El juzgado afectado por la avería tuvo que suspender todos sus juicios

  • Los funcionarios acudieron a trabajar pese a que, según comentan, la oficina está impregnada de olor a aguas fecales · Los jueces de Jerez exigen que "no se sigan parcheando las instalaciones"

El Juzgado de Primera Instancia 4, el más afectado por la rotura de un bajante de la sede judicial de García Figueras, abrió ayer sus puertas pese a que poco o nada de trabajo se pudo hacer. Los funcionarios tuvieron que cumplir con su jornada laboral y eso pese a que en la oficina está impregnada de olor a las aguas fecales provenientes de ese bajante que reventó por un problema de atasco de papel. Los expedientes que se mojaron el pasado martes continuaban secándose en pasillos y otras salas, aunque durante la mañana la plantilla no pudo hacer prácticamente nada porque no llegaban a funcionar los ordenadores. Los funcionarios están bastante molestos por trabajar en estas circunstancias, "algo indignante e infrahumano". "Es absurdo que estén allí en esas condiciones", señalaron desde el sindicato específico SPJ.

No fue la única consecuencia inmediata que tuvo ese percance del juzgado, sino que ayer se tuvieron que suspender los juicios previstos en ese órgano judicial, algo que se podía prever. La causa, la sala de vistas no estaba en las condiciones óptimas. Para hoy también hay fijados algunos señalamientos, aunque se desconoce si se podrán llevar a cabo. "Esto en breve se va a solventar, según me ha confirmado la Junta", señaló el juez decano, Juan José Parra, refiriéndose al adecentamiento de la sala de vistas.

Los jueces de la ciudad ya han sacado sus conclusiones acerca de lo ocurrido. El martes se reunieron en una junta extraordinaria y determinaron elevar un informe al Consejo General del Poder Judicial para que tome conocimiento de la situación de los juzgados jerezanos y remitir también una copia a la Inspección de Trabajo "para que por técnicos especialistas se proceda a la evaluación de la situación del edificio". No sólo eso, sino que esa conclusión llegará también a la Junta con el objeto de que "cualquier acto de la Administración que se produzca se comunique al decano para adoptar las medidas necesarias", señaló Parra. Lo que persiguen en definitiva es "una sede judicial digna, sin problemas de ningún tipo y que no estemos continuamente parcheando las instalaciones. Eso es lo que queremos y por eso es lo que luchamos. En el fondo lo que prestamos es un servicio público y tenemos necesariamente que atender a los justiciables y dar solución a los problemas sin que exista ningún tipo de impedimento", indicó el juez decano.

Por otro lado, el magistrado Juan Carlos Campo Moreno, que también es vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), sin entrar en pormenores de la problemática de las infraestructuras judiciales de la ciudad, dio un voto de confianza a la Junta a la hora de poner remedio a esta situación, aunque recalcó que "hacen falta unas instalaciones dignas tanto para los profesionales como los ciudadanos, porque la Justicia tiene una faceta de servicio público innegable". Este magistrado señaló al respecto que los proyectos de 'Ciudades de la Justicia' están dando buenos resultados y puso como ejemplo el de Málaga. "Permite aglutinar a todos los órganos judiciales, con lo cual ahorra esfuerzos y costes para los profesionales y la ciudadanía, que debe estar en el primer plano de nuestra preocupación", subrayó el vocal del CGPJ.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios