Pleno

"Se están juzgando 20 meses como si fueran 4 años. En 4 años hablamos"

  • Mamen Sánchez reconoce que "aún queda mucho por hacer, aunque vayamos avanzando". Dice que "se ha logrado reactivar las inversiones".

Comentarios 0

Durante poco más de cuatro horas (que dieron la sensación de ser casi el doble para el público) el Ayuntamiento acogió ayer la celebración del pleno sobre el Estado de la Ciudad. Una sesión en la que se puso sobre la mesa la falta de consensos entre el gobierno y sus socios de investidura, que le recriminaron a la alcaldesa Mamen Sánchez la falta de un modelo de ciudad y los incumplimientos de promesas tales como la reincorporación de los afectados del ERE municipal realizado por el PP.

La regidora socialista desgranó durante hora y media de discurso un balance, a su juicio "realista", del Estado de la Ciudad tras 20 meses de gestión de su gobierno. Un periodo en el que aseguró que se ha conseguido "reactivar las inversiones, gracias a la colaboración con otras administraciones, empresas y entidades de la ciudad. Siempre con el objetivo de gobernar para todos". Asimismo, Mamen Sánchez realizó un análisis comparativo de la situación municipal antes de su llegada al ejecutivo local. "Cuando llegamos nos encontramos un Ayuntamiento debilitado, en su propia estructura y funcionamiento, y una ciudad deprimida social y económicamente", afirmó.

La alcaldesa anuncia que oposiciones a funcionarios, 30 años después de las últimas

La alcaldesa -como hicieron sus antecesoras en el cargo- dedicó muchos minutos (demasiados) a criticar la gestión de la anterior alcaldesa, María José García-Pelayo. Lo justificó por la necesidad de demostrar que aunque "el tiempo pasa muy rápido, lo que hoy parece normal, antes fue excepcional". En este punto, recordó que los trabajadores municipales "durante 26 meses no cobraron ni una nómina entera" y aseguró que a ella le tocó "desescombrar" el Ayuntamiento tras la gestión del PP. Sánchez, incluso, habló del "efecto popular": "Arrasar el Ayuntamiento y la ciudad en un tiempo récord sin despeinarse".

Durante su (en exceso) largo discurso, la alcaldesa quiso resumir todas y cada una de las actuaciones de su gobierno en lugar de destacar y 'vender' las más destacadas: inversiones y proyectos en materia de empleo, fondos ITI, obras en barriadas, apertura por primera vez de comedores escolares en verano... y un sinfín más de actuaciones fueron desgranadas una a una por Sánchez. En su intervención, pocas novedades, al margen del anuncio de oposiciones. "Nuestro objetivo es que el Ayuntamiento consiga ser lo que debe ser una Administración, compuesta fundamentalmente por funcionarios", avanzó, asegurando que "aunque resulte paradójico en este Ayuntamiento sólo hay 187 funcionarios, aparte de los 296 policías locales, de un total de 1.700 trabajadores que componen la plantilla". Por estos motivos, "vamos a iniciar un proceso de funcionariación en el Ayuntamiento y vamos a convocar, que no se convocan desde el año 1987, 20 plazas de funcionario, las que nos permita la ley este año, a las que va a poder optar el jerezano que quiera". "Se podrá hacer a partir de la aprobación del presupuesto de 2017", añadió.

A modo de conclusión, Mamen Sánchez aseguró que el balance realizado era "objetivo" y "con datos" sobre "qué nos encontramos y cómo vamos poco a poco avanzando hacia adelante". "Hemos hecho una descripción de esta situación que nos encontramos hace 20 meses y de los esfuerzos que este gobierno está desplegando para solucionarla", añadió. Aun así, reconoció que "todavía queda mucho por hacer; por eso, aunque vayamos avanzando, hay que ser prudentes. Los indicadores de exclusión social y desempleo son inaceptables, nuestro centro histórico presenta un grave deterioro y existen carencias en nuestros barrios".

A pesar de todo, la alcaldesa reconoció que está "satisfecha del camino trazado, un camino que tenemos que seguir transitando con la fuerza del consenso, única alternativa para alcanzar los objetivos planteados a corto y medio plazo". "Un consenso social y político cuyo primer paso debe concretarse en los presupuestos de 2017", destacó. Mamen Sánchez hizo hincapié en que la tarea que le queda por delante a su gobierno "no es fácil" pero destacó que precisamente cuando los retos son difíciles "es cuando tenemos que demostrar que estamos aquí y conseguir que la acción política sirva para cambiar las cosas".

La regidora alabó la importancia de "la confrontación de propuestas de ideas" como parte de la "esencia democrática" y como clave para mejorar "la eficiencia en la gestión de los asuntos públicos". "Eso es lo que nos demanda la ciudadanía y en ese camino vamos a seguir trabajando desde este gobierno, conscientes de que necesitamos el respaldo de este pleno para conseguir la confianza, comprensión y complicidad de los ciudadanos que nos han colocado aquí", aseguró.

En su última intervención y tras las duras críticas de la oposición, Mamen Sánchez aseguró que "se puede pedir perdón cuando uno se equivoca y no pasa absolutamente nada". "Lo estamos haciendo desde la humildad y lo estamos intentando hacer lo mejor que podemos, aunque a veces las cosas son lentas", detalló. Aun así, recalcó que "la verdad es que aquí se están juzgando 20 meses como si fueran cuatro años. En cuatro años hablamos". Por ello, tras ser cuestionada sobre qué modelo de Ayuntamiento quiere, aseguró que la pregunta que hay que hacerse es "¿qué ciudad es la que queremos?". "Hemos tenido que resolver muchos problemas del Ayuntamiento para que la ciudad también pueda funcionar pero creo que esos problemas están ya más resueltos para poder volcarnos en la ciudad, porque el Ayuntamiento no puede ser el impedimento del desarrollo de la ciudad", concluyó.

más noticias de JEREZ Ir a la sección Jerez »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios