Jerez

Los letrados de la Administración de Justicia piden "trato igualitario"

  • El incremento de trabajo de sus nuevas funciones no va en concordancia con las retribuciones, denuncia este cuerpo jurídico

La práctica totalidad de los letrados de la Administración de Justicia de la ciudad (conocidos aún por muchos ciudadanos como los secretarios judiciales) se concentraron ayer a las puertas de la Audiencia Provincial, en la avenida Alcalde Álvaro Domecq, para reivindicar las mejoras salariales después de que su volumen de trabajo se haya disparado en los últimos años.

Según explicó a este medio José Manuel Seoane Sepúlveda, letrado de la Administración de Justicia que ayer ejerció de portavoz, la problemática parte de 2001 cuando se firma el 'Pacto de Estado por la Justicia' que daba una mayor dimensión a las funciones que hasta entonces desarrollaban los secretarios judiciales. Fue entonces cuando comenzaron a desarrollar sus nuevas funciones, pero sin que lo hiciera con un incremento salarial. "Hasta el ministro de Justicia nos reconoce como una parte clave de la Administración", destacó el portavoz a la hora de señalar que tan sólo piden lo que les corresponde como cuerpo superior jurídico que son. Los letrados de la Administración de Justicia -que tienen tratamiento de señoría y son autoridad- consideran que el ministerio les ha utilizado pues "nos han pasado funciones que hasta entonces eran competencia de los jueces". Tanto es así que, según señalan, "por nosotros pasa todo el papel del Juzgado e incluso alcanzamos acuerdos en litigios", motivo por el que evidentemente asumen un riesgo que les lleva a disponer de seguros de responsabilidad. El trabajo es tal que el año pasado los letrados firmaron más acuerdos en litigios que sentencias los jueces. "Ese incremento de trabajo no ha venido acompañado de un incremento salarial que nos equipare con los funcionarios de la categoría A-1 de la Administración del Estado". Si así se hiciera sus honorarios crecerían un 25%.

En Jerez trabajan en la actualidad 27 letrados de la Administración de Justicia, que deben afrontar las bajas o vacaciones que se producen. "No es extraño que un compañero deba hacerse cargo de tres juzgados". Ese inmenso volumen de trabajo tan sólo es abonado (en una cuantía del 10%) si se prolonga durante más de diez días.

Tampoco están conformes con el reparto del trabajo. Así, apuntan que hay un letrado por Juzgado pero que en órganos colegiados como las audiencias se da el caso de que hay varios magistrados resolviendo asuntos pero sigue habiendo un único letrado de la Administración. De otro lado se encuentran las guardias "que no están bien pagadas. Un médico percibe mucho más", destacan.

Todas estas circunstancias provocan en su conjunto una seria merma para este cuerpo jurídico que, como el propio ministro Catalá reconoce, es parte esencial para que la sociedad pueda disfrutar de una administración de justicia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios