Nueva jornada de protesta en Educación

Un millar de jerezanos en la marcha de la enseñanza

  • Los colectivos educativos de la ciudad secundan la huelga en las aulas para la derogación de la Lomce y contra la falta de recursos. "Está en juego nuestro futuro", dicen los manifestantes.

La cabecera de la manifestación, ayer a su paso por calle Larga en dirección Arenal. La cabecera de la manifestación, ayer a su paso por calle Larga en dirección Arenal.

La cabecera de la manifestación, ayer a su paso por calle Larga en dirección Arenal. / pascual

Comentarios 1

Numerosos colectivos del mundo de la educación se sumaron ayer al paro estatal en el sector para manifestarse contra los recortes y para conseguir la derogación de la Lomce. Alrededor de un millar de personas (algo más según los organizadores, algo menos según los agentes que acompañaban la marcha) marcharon al mediodía desde el campus de La Asunción hasta la plaza del Arenal coreando consignas contra el Gobierno de Rajoy y la Junta. Entre los manifestantes, destacó la presencia de profesores y representantes de las Ampas, aunque también se notó la asistencia activa de jóvenes, estudiantes de Bachillerato, Formación Profesional y Universidad. El paro y la manifestación estaban destinados a la paralización de la enseñanza en todas las etapas, por lo que se convocó a padres, alumnos, profesores y trabajadores de los centros, a diferencia de anteriores huelgas, convocadas o por profesores o por sindicatos de alumnos por separado.

"En Jerez tenemos los mismos problemas que en el resto del territorio, la falta de recursos, pero en concreto se nota en la escolarización de los colegios rurales, en cosas como los kilómetros que van a hacer los alumnos de La Ina cuando vayan al instituto de La Barca con las nuevas adscripciones. Harían menos kilómetros si estudiaran en Jerez", contaba ayer Carlos Vera, que precisamente es profesor del IES Vega del Guadalete, de la pedanía barqueña.

Las reivindicaciones fueron variadas e iban dirigidas al Gobierno central y la Junta

Este manifestante señalaba que "animaría a los padres a sumarse a estas reivindicaciones pensando en el futuro de sus hijos. Por un lado, les pido que piensen en su futuro educativo por los recortes, y por otro, en el tipo de sociedad en la que sus hijos vivirán, porque ¿qué tipo de sociedad queremos crear? La Lomce está orientada a formar emprendedores, pero antes que eso tenemos que formar a ciudadanos, que luego pueden ser emprendedores o no", señalaba Vera haciendo referencia a los valores que, denuncian desde las plataformas de la educación pública, se inculcan en los menores con la última ley. Además de las asociaciones del mundo de la educación que secundaron la huelga educativa, en la manifestación que recorría ayer la ciudad se vieron banderas de CC. OO., Izquierda Unida o CNT.

La presidenta del Ampa del CEIP Montealegre, Mercedes Clavijo, señaló que a primera hora de la mañana había pasado por el colegio y había visto "persianas bajadas en muchas aulas y mucho silencio", por lo que intuyó una buena participación en la huelga entre los padres del centro. Este Ampa se echó a la calle por las mismas razones que el resto de miembros de la comunidad educativa, pero en concreto explicó que en Montealegre "faltan monitores para alumnos de educación especial, porque con la ratios aprobadas hace dos cursos llegaron nuevos estudiantes, muchos de la zona Sur, pero no aumentó el número de tutores para atender a estos niños". A juicio de los padres, para atender a los "cerca de 30 estudiantes" de esta línea harían falta "al menos cuatro monitores". La clave está, afirmaba Clavijo, en que "el CEIP Montealegre tiene muy buena fama entre los padres por su trabajo en el tema de la educación especial", una calidad que, alertan, "está descenciendo".

Algunos de los organizadores y miembros de la Marea Verde por la educación señalaban que la de ayer fue una de las manifestaciones más seguidas de los últimos tiempos en Jerez. "Cuando nació el movimiento sí que venía más gente (hace un lustro), pero creo que ésta ha sido positiva y que mejoramos la cifra respecto a las últimas movilizaciones". Una de las notas características de este paro es que ha reunido una diversidad de grupos afectados por una falta de presupuesto que, consideran, pone en peligro la educación pública. Por ejemplo, algunos de los profesores presentes en la marcha aseguraban que hasta hace algunas semanas, "los alumnos de segundo de Bachillerato no sabían cómo sería el examen final", la reválida. "Se han encontrado en un problema por la falta de organización de las administraciones".

Esta heterogeneidad quedó plasmada en la lectura del manifiesto que cerró la marcha en el Arenal. Las quejas, que aseguraban "generalizadas en todas las etapas", eran aplaudidas por los asistentes, muchos de ellos ataviados con las camisetas de la Marea Verde. En el manifiesto, se pidió un aumento del PIB dedicado a educación hasta el 7%, ante las perspectivas de que "en 2017 quede ya por debajo del 4%". Se lanzaron proclamas contra la educación concertada, "que destina los recursos a quienes ya lo tienen" y favorece "la segregación por sexos y privilegios desorbitados para el estudio de la religión", frente a una educación pública "más democrática, que genera igualdad de oportunidades". Se criticó también la pérdida de puestos de trabajo en todas las etapas, desde Infantil hasta la Universidad, y el descenso del presupuesto para la investigación, "un 25% menos" respecto a las cifras antes de la crisis.

También lamentaron que "den de lado a las humanidades y las enseñanzas artísticas, frente al modelo que acompaña a la Lomce". Esta ley, argumentaron, "se aprobó sin el consenso de la comunidad educativa, y aún más, con ella en contra. Incluso el Congreso ya ha pedido dos veces al Gobierno que dé marcha atrás en su implementación".

Al filo de la una y media de la tarde acababa la manifestación, que en su trayecto fue escoltada por agentes de Policía Nacional y Policía Local, sin que se registrara ningún incidente reseñable, más allá de los desvíos y colapsos de tráfico propios en este tipo de movilizaciones en vías sensibles de la ciudad, como la rotonda del Minotauro o la avenida de la Universidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios