Un cañón de nieve artificial ambientará la pista de hielo

  • Ayer se inauguraron estas instalaciones, por las que el pasado año pasaron más de 12.000 personas · Este año dispondrá de una zona para los más pequeños

La alcaldesa Pilar Sánchez inauguró ayer la pista de hielo que se ha instalado en la plaza del Arenal en medio de una lluvia de nieve artificial, que se incorpora este año para agregar un elemento más al ambiente navideño, aunque la soleada mañana de ayer no acompañase. La pista, que el pasado año fue uno de los mayores atractivos de la Navidad, como se encargó de recordar Sánchez, amplía en esta ocasión su superficie y ocupa 500 metros cuadrados. Como novedad, una de las zonas, que se ha denominado 'primeros pasos', está destinada a los niños hasta nueve años y dispondrá de monitores para enseñar a patinar, con especial cuidado hacia los más pequeños.

La alcaldesa, que estuvo acompañada por la delegada de Cultura, Dolores Barroso, y el delegado de Viviendas e Infraestructuras, Antonio Fernández, destacó que el pasado año pasaron por la pista de hielo artificial más de 12.000 personas. "Fue quizá la atracción más valorada de todas las Navidades y hubo muchas peticiones para que se mantuviese en años sucesivos, porque es un elemento de apoyo a todo el centro comercial. Nosotros lo teníamos muy claro y este año desde la delegación de Infraestructuras se ha hecho un esfuerzo para buscar patrocinadores". De hecho, según dijo, la pista tiene un coste cero para el Ayuntamiento, ya que ha sido financiada por empresarios. "A nosotros siempre nos parece todo poco para poder añadir nuevos elementos a la Navidad de Jerez", señaló la alcaldesa, resaltando la incorporación este año del cañón de nieve artificial.

La pista, que permanecerá abierta, hasta el próximo 7 de enero en horario de mañana y tarde, puede ser utilizada por público de todas las edades y cada sesión de patinaje es de 45 minutos.

También se inauguró ayer el mercadillo navideño, donde se podrán adquirir una gran variedad de figuras y elementos para el montaje de los tradicionales belenes. El mercadillo, con el que se pretende fomentar la actividad en este área del centro histórico, podrá visitarse de lunes a sábado en horario de mañana y tarde y los domingos y festivos por la mañana. El número de puestos, que estarán hasta el día 4 de enero, se ampliará el próximo lunes, ya que se incorporarán algunos de los expositores que se están utilizando ahora en la Feria del Libro Antiguo.

El próximo lunes se pondrá en marcha, además, la ludoteca en la plaza de La Asunción, un espacio con juegos para niños, talleres de manualidades y diversas actividades. La ludoteca estará coordinada por monitores y el control de entrada y salida será riguroso, con el fin de que los padres puedan realizar las compras por el centro de una forma relajada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios