Jerez

"Nuestro objetivo último es que un día estas medidas ya no sean necesarias"

Comentarios 2

Tras señalar que el Ayuntamiento se siente "razonablemente satisfecho" con el desarrollo del Mundial, la alcaldesa apuntó que "tenemos que seguir mejorando el dispositivo y satisfacer los intereses de todo el mundo", en una clara alusión a los hosteleros y comercios que se han visto perjudicados por el 'blindaje' del centro. "Uno de los aspectos que más nos preocupa es que nadie se sienta perjudicado y continuaremos con el diálogo constructivo y sereno para mejorar los objetivos. Los hosteleros de la zona restringida serán nuestra principal ocupación de cara a otras ediciones". Negó además, como había criticado la asociación de comerciantes Acoje, que las medidas adoptadas de cara a la motorada no se hubiesen consensuado. "Hemos mantenido reuniones con el sector, con los vecinos, con Horeca, los bares de copas de todas las zonas de ocio, con el Observatorio Ciudadano, con Solidaridad y como consecuencia de todo ello se ampliaron las bolsas de aparcamientos, así que no nos acusen de hacer las cosas a espaldas de nadie".

En la línea que ha venido manteniendo desde que se implantaron las restricciones a los moteros, la alcaldesa insistió en que el cambio de concepto de nuestra fiesta motera "exigía medidas contundentes. No era fácil cambiar con la dinámica del todo vale, de los excesos", aseguró, blandiendo numerosos recortes de periódicos con referencias a anteriores ediciones del Gran Premio, en los que se dejaba constancia de los problemas y quejas que ocasionaba la motorada. "Llevamos dos años con un mensaje que creo que ha llegado a todo el mundo, con una labor pedagógica que era necesaria". A las peticiones de que el Ayuntamiento vaya abriendo la mano en el tema de las restricciones en los accesos al centro, Sánchez señaló que "nuestro objetivo último es que un día esas medidas ya no sean necesarias. Significará que los moteros han comprendido cómo hay que venir a divertirse a Jerez, que no es ni más ni menos como se divierten los jerezanos durante todo el año. El dispositivo cambiará en función de que las costumbres que tienen los visitantes, algunos no todos, vayan cambiando. Ese es el objetivo, se ha hecho en otras ciudades del mundo".

No obstante, dijo que muchos bares y restaurantes de Jerez "han tenido grandes beneficios y algunos de ellos era la primera vez que se beneficiaban en 22 años de Mundial, pero también sé que otros que tradicionalmente se han beneficiado no han cubierto sus expectativas. Por ello vamos a seguir trabajando para que el año que viene también se beneficien".

Frente a la ciudad fantasma, calificativo que la oposición ha dado a Jerez durante el pasado fin de semana, la alcaldesa sostuvo que ha sido "una ciudad civilizada, como lo es el resto del año" y mantuvo que en ningún momento el Ayuntamiento ha querido criminalizar a los moteros. "Somos plenamente conscientes de que la inmensa mayoría de los moteros son correctos y no nos pueden acusar de criminalizarlos. Sería como decir que la Dirección General de Tráfico criminaliza a todos los conductores porque aplica el código de circulación". En su opinión, la prueba de que se ha cuidado al motero es el esfuerzo que, según dijo, se ha hecho por ofrecer bolsas de aparcamiento gratuito y vigilado, un amplio programa de actividades musicales y de ocio "con el fin de que todos los aficionados se diviertan. Un esfuerzo como nunca se había hecho, porque antes la única inversión que se hacía era un gymkana salvaje en la avenida". En este sentido mencionó los conciertos organizados por TVE, las exhibiciones de profesionales relacionadas con las motos en el González Hontoria y la "intensa campaña de información dirigida a los aficionados para facilitarles todas las cosas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios