Tres opciones para volar a Madrid

  • Ryanair irrumpe en la ruta entre Jerez y la capital con su estrategia de billetes baratos y servicios mínimos · Buscará un hueco en el mercado entre Iberia y Spanair

Comentarios 9

La aerolínea irlandesa Ryanair ha puesto en marcha una de sus peculiares campañas de precios imposibles para el lanzamiento de sus vuelos diarios entre Jerez y Madrid: billetes de ida y vuelta desde 34,40 euros, con tasas y seguro incluidos. La tarifa es al menos cinco veces inferior a la ofertada por otras compañías aéreas para el mismo trayecto; tres veces menor que la del viaje en tren; e incluso más barata que la de los autobuses de Socibus.

Para acceder a ella, eso sí, el cliente debe estar dispuesto a volar a lo que se puede denominar el 'estilo Ryanair': obteniendo las tarjetas de embarque a través de internet, sin facturar el equipaje en la terminal, transportando un único bulto de mano y plantándose en el avión sin tener un asiento asignado.

Con esta estrategia de tarifas bajas -y servicios mínimos-, Ryanair plantará cara a Iberia y Spanair a partir de octubre en la ruta entre Jerez y Barajas, la más utilizada de la terminal jerezana con más de 500.000 pasajeros anuales.

La reina de las low cost calculó la semana pasada que venderá unos 100.000 billetes anuales entre ambos destinos. La cifra incluirá a aquellos pasajeros que Ryanair consiga arrebatar a las compañías españolas que operan en exclusiva la ruta, y también los correspondientes a un nuevo mercado de clientes que ahora eligen medios alternativos al avión para llegar a la capital.

De cumplirse esta expectativa de negocio, la nueva conexión Jerez-Barajas incrementará más de un 7% el tráfico del aeropuerto jerezano, sumido en una crisis que le ha devuelto a los niveles de actividad de hace cinco años a causa de la cancelación de rutas y la fuerte recesión que sufre el sector [aunque el turístico está manteniendo el tipo].

La nueva operación contará desde el 1 de octubre con tres frecuencias semanales (martes, jueves y sábado) y pasará a ser diaria a partir del 25 del mismo mes. Es la primera ruta doméstica de Ryanair en Jerez, y se suma a las ya programadas por la compañía desde Londres-Stansted y Frankfurt-Hahn. El anuncio supone un revulsivo para las operaciones de la firma irlandesa en Jerez, donde ha mantenido una trayectoria decadente en los últimos tres años a causa de una progresiva reducción de frecuencias, sobre todo durante la temporada baja. Ryanair llegó a alcanzar los 318.000 usuarios en la terminal jerezana en 2005. Durante el último ejercicio, apenas registró 160.000 pasajeros.

El responsable de marketing y ventas de la aerolínea en España, Luis Fernández-Mellado, destacó la semana pasada en un comunicado que la nueva ruta Jerez-Barajas es "un paso más en la apuesta de la compañía por las rutas domésticas que se podría extender en el futuro a otros destinos europeos con gran éxito, al igual que se ha demostrado en multitud de aeropuertos españoles y europeos como Reus, Madrid o Alicante", dijo.

"En Ryanair estamos convencidos de que la oferta turística de la provincia de Cádiz es fantástica, a pesar de estar eclipsada por otros destinos cercanos como la Costa del Sol, Faro [el Algarve portugués] o Sevilla y que cuenta con potencial suficiente para atraer a cientos de miles de turistas de toda Europa si contase con las conexiones aéreas adecuadas", valoró el directivo de la aerolínea en el comunicado.

El vuelo diario (ida y vuelta) Jerez-Barajas de la compañía Ryanair se sumará a los cuatro programados por Spanair (de media) y los cinco fletados por Iberia. La compañía de bajo coste Vueling se sumó a esta ruta en 2007 pero la operación fue cancelada sólo un año después debido a la baja rentabilidad que ofreció casi desde el primer momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios