La oposición impide la subida del agua propuesta por el gobierno

El gobierno municipal logró ayer aprobar la subida del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) con el voto favorable de sus socios de investidura, Ganemos e IU, a pesar del voto en contra de Ciudadanos y PP. Un respaldo que el PSOE no consiguió para sacar adelante la subida del agua, ya que al voto negativo anunciado el lunes por PP, se unió ayer el voto en contra de IU y las abstenciones de Ganemos y Ciudadanos. Se trata de un rechazo que complica la gestión municipal al PSOE, que deberá buscar una solución rápida para cumplir con el pliego tras la negativa del pleno a la subida. No en vano, tal como consta en el informe del interventor, "la no aprobación (como ocurrió ayer) constituiría un incumplimiento del pliego de condiciones que rige el servicio de agua y alcantarillado y se derivarían consecuencias presupuestarias con indemnizaciones al concesionario".

Ni siquiera la amenaza del delegado de Economía, Santiago Galván, por ayer la mañana sirvió para recibir el apoyo de los concejales de la oposición. En concreto, el edil socialista mostró ayer, antes del pleno, su sorpresa al "desayunar hoy con el PP hablando de tarifazo cuando fue el PP quien firmó la venta del agua en 2012 y en el pliego de condiciones viene claramente que hay que repercutir el IPC y la subida en alta del agua". "Estoy acostumbrado a la demagogia del PP pero no pensaba que su cinismo iba a llegar tan alto como para votar en contra de un contrato que ellos mismos firmaron", señaló. Por este motivo, antes de la celebración de la sesión extraordinaria para intentar sacar adelante las subidas del IAE y del agua, Galván recordó que se había incluido "un informe de responsabilidad patrimonial de los concejales, puesto que de no salir adelante un contrato que ellos mismos firmaron estudiaremos el iniciar un expediente administrativo para exigir responsabilidades patrimoniales a los concejales que voten en contra".

Galván al PP: "No se invente, si ve favores en alguna Administración, vaya y denúncielo"Saldaña al gobierno: "Deben actuar menos de asustaviejas y hacer más de políticos"Ruiz-Berdejo: "No podemos aprobar tasas diferentes para los vecinos de Jerez"

De hecho, insistió en que "la Administración Pública firma un contrato en 2012, lo firma García-Pelayo, el PP, y compromete al Ayuntamiento de futuro a llevar ese alza del IPC o subidas en alta o incluso a repercutir si hay algún tributo nuevo en otra Administración que repercuta en el servicio". Por ello, advirtió que si "resulta que votan en contra de un cumplimiento contractual que va a provocar un perjuicio económico importante al Ayuntamiento, y por ende a todos los ciudadanos, pues habrá que pedir responsabilidad de aquellos que votan en contra de algo que han firmado". "Creo que es lógico, sensato y además está anunciado en el expediente ya que se ha incorporado en el informe del secretario y en el informe del interventor que hace referencia expresa a este asunto", concluyó por la mañana.

Ya durante la celebración del pleno, el delegado de Economía reiteró las consecuencias del voto negativo en la subida del agua al ser un "incumplimiento del pliego de la concesión". Incluso, lamentó la ausencia de la "diputada 0,0" (en alusión a María José García-Pelayo, que no estuvo presente) cuando "estamos aquí porque esta señora firmó en 2012".

Minutos después, el portavoz del PP, Antonio Saldaña, se dirigió a Galván para recordarle que "hay muchas formas de llegar a un equilibrio económico de una concesión administrativa y, por tanto, las decisiones políticas corresponden a los gobiernos y los gobiernos serán los que tendrán que llegar a los acuerdos para, si en un momento determinado alguna empresa se siente perjudicada por una decisión, pues hay otros argumentos dentro de las posibles negociaciones de los equilibrios económicos de una concesión para poder hacerlo". Por estos motivos, el edil del PP destacó que "a lo mejor lo que hay que hacer es actuar menos de asustaviejas y hacer más de políticos, que es lo que tienen que hacer".

En este punto, Saldaña aclaró también que el PP no tendría inconveniente en apoyar la subida del IPC en el recibo del agua, pero no así la subida en alta aprobada por el PSOE en el Consorcio sin el apoyo del resto de partidos. Una crítica que María José García-Pelayo ya justificó el lunes al asegurar que la subida del Consorcio no va dirigida a mejoras en el servicio "sino a pagar nóminas".

Desde Ciudadanos, Carlos Pérez, también mostró su rechazo al incremento de la tarifa debido a la decisión del Consorcio al no repercutir esta subida en beneficio del servicio, sino que "habrá menos inversiones y más gastos en personal". No obstante, sorprendió que a pesar del rechazo la formación naranja optó finalmente por la abstención y no por el voto en contra como se preveía.

Desde el PP, además, Saldaña preguntó al gobierno local en reiteradas ocasiones por el informe preceptivo del Consejo Social respecto a las subidas de los impuestos. "¿Qué han dicho?", reiteró en cada una de sus intervenciones. Asimismo, el edil popular dejó claro que la subida del IPC propuesta por el gobierno local es "lógica, está en el pliego y es razonable". Sin embargo, "por una decisión que ha adoptado el PSOE en el Consorcio del Agua sin el visto bueno del resto de partidos políticos y con el único interés de taparle las vergüenzas a la Junta, por no poner el dinero que tiene que poner en el Consorcio, no haga usted que los jerezanos tengan que pagar 343.000 euros más al año". "¿No pretenderá usted que los jerezanos paguen los favores que el PSOE está pagando en el Consorcio de Agua de la zona gaditana?", le espetó Saldaña al edil de Economía, añadiendo que "esto será lo que le tendrá usted que explicar al juez cuando le llame y explicar por qué el Consorcio ha subido el agua y bajado las inversiones".

Ante las acusaciones, Santiago Galván, también cuestionó a Saldaña: "¿Por qué traemos la subida del alta y del IPC? Por el contrato del PP y de la señora Pelayo en 2012. No se invente ni hable de favores y otro tipo de historias, si ve favores en alguna administración, vaya y denúncielo, sin ningún tipo de problemas, nosotros favores ninguno. Le rogaría más rigor en un pleno cuando dejaron firmado este contrato en 2012". Además, subrayó que, a pesar de la subida el agua en alta, "sigue siendo de las más baratas de España".

Por su parte, el portavoz de IU, Raúl Ruiz-Berdejo, justificó su voto en contra de la subida del agua, entre otros motivos, por lo que sucederá en las pedanías que quieran gestionar directamente el servicio. "Sabemos que es obligatoria la revisión tanto del IPC como del agua en alta", aclaró. Aun así, dejó claro que "no podemos aprobar unas tasas diferentes para vecinos en función de si el servicio lo presta una empresa privada o pública". Como ejemplo, detalló que "si alguna de las tres ELA que no vendieron el agua quieren prestar el servicio de forma pública, a los vecinos de estas ELA se les cobra la depuración a 0,57 pero Aqualia lo cobra a 0,24 en base a esta ordenanza. ¿Cómo podemos cobrarle precios distintos a ciudadanos de un mismo término municipal?". Una cuestión ante la que el edil Santiago Galván respondió que se trata de "una trampa más del PP", en alusión al pliego de concesión del agua.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios