"Mi padre me dio un coche de caballos con catorce años"

- ¿Lleva mucho tiempo en el negocio?

- Tres generaciones. Mi abuelo era taxista, pero viniendo de Sevilla para acá, los rojos lo tirotearon y volcó. Se quedó sin taxi y compró un coche de caballos. Mi padre fue con él desde pequeño. Es zurdo a cuenta de ir sujetando a mi abuelo borracho en el pescante para que no se cayera y conducir con la otra mano. Él fue el único hijo que siguió con esto. Cuando mi abuelo murió, mi padre se quedó con el coche. Yo siempre he estado con los caballos. Al salir del colegio, mi padre me dio un coche de caballos con catorce años. Él se va a jubilar ahora y yo tengo cincuenta. Todavía estoy con esto.

- ¿Y está contento con la profesión que ha escogido?

- Estoy contento porque me gusta, pero si lo sé, no estoy aquí de cochero. A todo el mundo le gusta vivir bien y no vivo bien . No tengo coche, nunca me he ido de vacaciones, tengo que pedir muchas veces fiado para comer durante el invierno, porque los días de lluvia o de viento no puedo trabajar. El invierno es muy largo. ¿Cómo me mantengo, si el Ayuntamiento no me da nada? En otros lados sí dan ayudas, pero yo nunca he cobrado una paga del Ayuntamiento. Llevo trabajando toda mi vida en ésto y no tengo cotizado un solo día.

- ¿Han cambiado mucho las cosas?

- Bueno, de pequeño estaba en El Arenal, pero como se puso peatonal, me tuve que venir a Cristina. El mío era el único coche que iba a la parada de los coches de caballos de la Escuela. La policía me echaba y yo volvía otra vez, hasta que mi padre fue a hablar al Ayuntamiento y como mi coche de caballos está en condiciones y esto es típico, pues la pusieron. También he hecho todas las ferias de España que puedas imaginar: Málaga, Córdoba, Sevilla, Algeciras, El Puerto... Ahora vamos en camión, metemos dentro el coche y el caballo, pero antes íbamos andando, con los coches de caballos por la carretera, durmiendo en el suelo, en el campo, sin poder ni ducharte...

- ¿Cómo regula el Ayuntamiento el tema de los coches de caballos?

- Todos los de los coches hemos ido a una revisión, hay gente que como no la han pasado, la han echado para atrás. No pueden trabajar, pero cargan turistas igual. ¿Cómo me cobran y dejan trabajar a gente que no tiene placa? Ninguno es cochero, tienen otro trabajo, nada más que vienen en verano y enganchan los días que hay Escuela, que es cuando se gana dinero. Yo estoy aquí todos los días y tengo que echar más horas porque hay gente que está de pirata y no hacen nada. Como como de esto, no tengo otra cosa. Voy a tener que pedir una ayuda familiar al Ayuntamiento porque no gano un duro, se están llevando el poco trabajo que hay aquí.

- Entonces, ¿afecta la crisis?

- Por supuesto, y bastante. Este año estoy viendo que aparte de que se monta menos gente, hay muchos menos turistas por la calle. Además, preguntan y miran más por el dinero. Hemos tenido que rebajar las tarifas, porque si un paseo vale cuarenta euros, lo tenemos que dejar en treinta. Y si no hay nada y el hombre te da veinte... ¿te vas a quedar aquí? Estoy casado y tengo una casa que mantener.

- ¿Cómo organiza su trabajo?

- Me preocupo de buscar libros; he ido a la biblioteca, he comprado libros de historia de Jerez... Hay gente que viene de veranear en otro lado y esto les encanta "No sabía que esto fuera tan bonito", dicen. Como además explico por donde voy pasando, dicen: "Tenemos chófer y guía". Siempre me dan propina.

- ¿Y cómo se comunica con los extranjeros?

- Se monta más gente del interior de España que extranjeros. Me defiendo en mi inglés callejero y me entienden perfectamente. Si estoy viendo el televisor y escucho las palabras, me quedo con ellas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios