"Algunos han perdido el género de la temporada de invierno"

  • Acoje y el Ayuntamiento acuerdan que en las oficinas de la asociación se gestionen las reclamaciones ante los graves desperfectos que han sufrido las tiendas del centro

La tienda ‘Mucha Tinta’, ubicada en calle Arcos, cuyo material sufrió graves desperfectos. La tienda ‘Mucha Tinta’, ubicada en calle Arcos, cuyo material sufrió graves desperfectos.

La tienda ‘Mucha Tinta’, ubicada en calle Arcos, cuyo material sufrió graves desperfectos. / Pascual

Los comercios del centro sufrieron una vez más el golpe de las inundaciones, algo que cíclicamente se va repitiendo cada cierto tiempo. La presidenta de Acoje, Nela García, explicó ayer que “algunas tiendas han sufrido graves daños en sus almacenes que han destrozado el ‘stock’ con el que contaban para la temporada de otoño-invierno, gran parte de cara a las Navidades, así que imagínate”. Se trata de tiendas de ropa, de informática, zapaterías o de juguetes. “Aún no te puedo hablar de cuánto ha supuesto, es pronto, pero en mi tienda, por ejemplo, no te digo que el 100%, pero gran parte del material se ha visto afectado”. Los comercios más afectados son los de calle Arcos, Medina, Honda o Algarve. Acoje explicó ayer que, al igual que las denuncias vecinales se tramitarán a través de una oficina ubicada en el centro social de La Granja, el Ayuntamiento aceptó que las de los comerciantes del centro se tramiten en calle Larga, en la oficina de Acoje.

Algunas tiendas, como el Compro Oro y la inmobiliaria Puerto Jara, en la esquina de la calle Honda, sufrieron pérdidas en su material, género y mobiliario. “Mañana tenemos que trabajar y no sabemos cómo lo haremos, se nos han mojado cinco equipos.Llegamos a las tres de la mañana, cuando en la calle había bajado el agua, pero por dentro se había quedado esto como una pecera porque el agua entró pero no salía”, decían en la inmobiliaria.

La tienda Pronovias, de calle Honda, sufrió también la riada.“Te puedo hablar de que habrá casi medio centenar de trajes afectados, pero lo importante es que los que teníamos comprometidos para estos días se han salvado, porque los solemos colgar después de plancharlos en unos percheros a mucha más altura. Las novias de este y el siguiente fin de semana tienen que estar asustadas, porque no nos funciona el teléfono y el ordenador se ha estropeado, así que no podemos llamarlas ni recibir llamadas, pero que sepan que lo tenemos controlado”, explicaba ayer la gerente.

Una tienda de ropa en Porvera, ‘Eh, bombón’, con solo seis meses de andadura, sufrió un golpe en gran parte del género que guardaban. “Imagínate las dificultades que supone siempre empezar un negocio... Pues imagínate ahora esto”, lamentaba la joven propietaria en el día de ayer mientras limpiaba y hacía recuento del ‘stock’ perdido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios