Jerez

El periodo de ferias supone el 38% del consumo anual de vinos de Jerez

  • Las mayores ventas se concentran de abril a agosto

  • Las bodegas prevén superar estos días en Sevilla el consumo de 1,5 millones de medias botellas

Los vinos de Jerez, especialmente el fino y la manzanilla, han entrado con buen pie en la temporada de ferias, en la que realizan entre un 38% de las ventas que estos caldos tienen en total en España. Tal como informó ayer el Consejo Regulador, la Feria de Sevilla, que se celebra esta semana, "se presenta como la cita de mayor consumo de vinos y manzanilla de Jerez de todo el año". En concreto, durante estos días, en la capital andaluza, las bodegas de las denominaciones de origen Jerez y Manzanilla prevén que se supere el millón y medio de medias botellas consumidas, cifra que duplica la población hispalense habitual.

La Feria de Abril marca el inicio de la temporada de fiestas y ferias de los pueblos y ciudades andaluzas, un "momento clave" para el consumo de vinos y manzanilla de Jerez. Este periodo, que se prolonga hasta agosto, supone aproximadamente "el 38% del total de las ventas que se producen en el país a lo largo de todo el año". Son, por tanto, fechas destacadas para la comercialización de los vinos de la denominación de origen más antigua de España, especialmente para las variedades de manzanilla y fino.

Por ello, desde el Consejo aseguran que las bodegas se muestran "muy optimistas" con los datos de ventas estimados para este año, basándose en los buenos datos recogidos en Semana Santa. Las previsiones se sitúan por encima de los 12 millones de medias botellas vendidas el pasado año durante este periodo.

Coincidiendo con el momento en el que el velo de flor (capa de levadura que se forma sobre la superficie del vino y aparece de forma espontánea en las botas) muestra su máxima expresión dentro de las botas de fino y de manzanilla, las bodegas realizan sus "sacas" de primavera, de manera que el vino esté "en condiciones ideales para su consumo en las casetas del Real de Feria de Sevilla". Las suaves condiciones climatológicas de la primavera -tan importantes para la crianza biológica- son también, sin duda, "un aliado perfecto para el consumo de estos vinos únicos en el mundo".

No obstante, desde el Consejo Regulador se recuerda la importancia de realizar un consumo moderado y con todas las garantías de calidad. Por estos motivos, César Saldaña, director general del Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen 'Jerez-Xerès-Sherry', 'Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda' y 'Vinagre de Jerez', explica: "El Consejo Regulador garantiza al consumidor la calidad y el origen de nuestros vinos fino y manzanillas, que deben contar siempre con el sello de garantía de la denominación de origen". Asimismo, añade que "independientemente de si queremos disfrutar de una manzanilla o de un rebujito durante estos días, es recomendable que veamos la media botella correspondiente, con el objetivo de poder certificar la garantía que ofrecen cualquiera de las reputadas marcas de Sanlúcar de Barrameda, si se trata de manzanilla, o de Jerez o El Puerto de Santa María, si de lo que estamos disfrutando es de un fino".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios