El personal sanitario se echa a la calle por la falta de plantilla

  • Indignación entre los trabajadores del hospital y los centros de salud por "el caos" asistencial y laboral La protesta acaba con una marcha hasta el despacho del gerente pidiendo su dimisión

Comentarios 7

Representantes de todos los sindicatos del área sanitaria y trabajadores se concentraron ayer en las puertas del hospital para protestar por el déficit de plantilla que sufren especialmente desde el verano. El malestar que existe en las plantillas tanto del centro hospitalario como de los centros de salud se puso de manifiesto por parte de un personal que pidió a gritos la dimisión del equipo directivo del área sanitaria. La concentración convocada para las once de la mañana y que iba a desarrollarse durante un cuarto de hora acabó con un recorrido por el exterior del hospital hasta los despachos del área de dirección, donde los profesionales, con los ánimos caldeados, expresaron durante un buen rato su indignación por todas las incidencias que se están produciendo a nivel laboral y asistencial. La situación obligó a salir del despacho al gerente del área sanitaria, Manuel Lubián, que a duras penas intentó hacerse oír y argumentar que incluso este año había existido más presupuesto para sustituciones que el anterior, lo que no sirvió para calmar a los profesionales, viviéndose algunos momentos de tensión.

Los sindicatos tienen previsto pedir una reunión con el gerente esta misma semana para analizar la situación teniendo en cuenta que ya han anunciado que estas concentraciones se llevarán a cabo todos los miércoles hasta que desde la gerencia del área sanitaria o desde los servicios centrales del Servicio Andaluz de Salud (SAS) en Sevilla no se den soluciones.

Las movilizaciones, que tuvieron el apoyo de la federación de asociaciones de vecinos 'Solidaridad', vienen precedidas de un encuentro que representantes sindicales mantuvieron hace unas dos semanas con el delegado territorial de Salud, Manuel Herrera, en la que se expusieron todas las carencias. Herrera se comprometió a trasladar los problemas a Sevilla y dar una respuesta, que no se ha producido. Ayer el presidente del Sindicato Médico de la provincia, Pedro Calderón, señaló que "llevamos tiempo pidiendo que se aumenten los recursos sanitarios en todas las categorías no sólo del hospital sino también de la Atención Primaria, porque este año ha habido un drástico recorte sobre los años anteriores. Este año ha sido el peor. Ha habido más cierres de camas, menos sustituciones, las citas se han retrasado ostensiblemente tanto aquí como en todo el área sanitaria, que abarca no solo Jerez sino también Chipiona, Sanlúcar, Rota y la Sierra. Este año ha sido la gota que ha colmado el vaso y ya no se puede aguantar más". Calderón aseguró que los médicos están desmotivados con los recortes. "No dan abasto a atender a la población, se sienten insatisfechos por no poder ejercitar su profesión que es ayudar a los demás y sanar, por lo tanto es una frustración continua. Se están produciendo situaciones increíbles, profesionales con depresión, otros que están con baja, hay personas que hacen los procesos de riesgos laborales porque no pueden aguantar más, personas que han sufrido problemas cardiovasculares a causa del estrés y esto ya es insostenible".

Ningún sindicato se atreve a cifrar los recortes que se han producido en todo este tiempo. "Esto es un tornillo que le van dando vueltas y el tornillo va a reventar porque ya no se puede apretar más, no se puede hacer una estimación cuantificable porque la salud es el único bien en el que no se puede economizar. Y esto es una política economicista", criticó Calderón, quien mantuvo que "muchas veces hemos dicho que Jerez parece una pista olímpica, aquí todo el mundo viene a ponerse medallas, a economizar lo más posible para que lo asciendan". Rafael Iglesias, delegado del Sindicato Médico en el hospital, denunció que una de las últimas decisiones del SAS ha sido citar cinco pacientes más por consulta a los traumatólogos. "Si ya estaban desbordados, cómo se pueden atender cinco enfermos mas, pues mal atendidos".

Los propios sindicatos destacaban ayer como muestra del descontento generalizado por la gestión de la gerencia la unidad sindical que se había conseguido. Chari Robles, delegada de CCOO, señaló que "ya es difícil que una gerencia nos ponga a todos de acuerdo pero es que este verano ha sido un caos: los cierres de camas, los recortes que ya teníamos. Todo el mundo entendemos que es una época mala, que hay que apretarse el cinturón pero lo que está pasando aquí, en este área sanitaria, es insostenible. Aparte de los recortes que ya nos aplican desde Sevilla, aquí no se contrata, a los trabajadores les están obligando a doblar turnos, haciendo hasta 14 horas". En la misma línea, José María Lobatón, delegado de UGT, denunció que el déficit de plantilla y la precariedad se extiende también a los centros de salud de la Sierra. Entre los gritos de los manifestantes que pedían además de dimisiones, acabar con las productividades, Lobatón explicó que "el complemento de productividad anual crea un agravio y una discriminación tremenda porque hay personas que cobran unas cantidades miserables y hay directivos que, haciendo una gestión cuestionable, aquí está el resultado, cobran unas cantidades abusivas. Por eso decimos que fuera productividad, si ese dinero se aplicara en contrataciones de personal, la cosa no habría llegado a estos límites de precariedad".

Gustavo Domínguez, delegado de CSIF, insistía también en la ausencia de mejoras pese a las reclamaciones que se han presentado al delegado territorial de Salud y con él coincidía la secretaria provincial del Sindicato de Enfermería (Satse), Carmen Domínguez. "No se está contratando nada, ni las reducciones de jornada ni las jubilaciones tampoco. El personal sabe a la hora que entra pero no a la que sale, le obligan a doblar, además con un papel diciendo que no pueden dejar el servicio sin el relevo". Satse hace tiempo que ha cifrado el déficit de enfermeros en unos 30 profesionales, "aunque el déficit se traslada a todas las categorías. En el caso de los enfermeros si hubiese un retén contratado para cubrir bajas e incidencias que se producen de un día para otro, por lo menos se solucionaría algo el problema".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios