El pescado se vende desde hoy en la carpa provisional

  • Los comerciantes hicieron ayer el traslado y el acondicionamiento de los puestos

Los pescaderos del mercado de abastos se afanaban ayer en acondicionar los puestos de la carpa instalada en la calle Doña Blanca, que ocuparán desde hoy y durante al menos cuatro meses, mientras se realizan las obras de reforma en sus antiguos puestos. La semana pasada se daba por finalizada la instalación de la carpa, no sin cierto retraso con respecto a lo previsto y durante este fin de semana los pescaderos pudieron entrar ya en esta nave para adecuar en lo posible los puestos a sus necesidades, con la supervisión de personal de Consumo. Aprovechando que los lunes no abren los puestos del pescado, los comerciantes agilizaron los trabajos y trasladaron los pesos y otro tipo de materiales, teniendo en cuenta que desde hoy el pescado entrará directamente en la carpa para su venta al público. Una de las comerciantes comentaba ayer que los puestos son más pequeños que los que disfrutaban hasta ahora y otro de los inconvenientes es que las cámaras frigoríficas se mantienen en el mismo sitio, lo que obligará a los pescaderos a recorridos más largos. No obstante, la mayoría ha asumido ya este tipo de incomodidades. Esta misma comerciante manifestó que en principio no temen que las nuevas instalaciones tengan un efecto negativo sobre las ventas. "Quien compre pescado va a seguir viniendo aquí". Hoy tendrán oportunidad de comprobarlo y también si la apertura de esta carpa -una similar se instaló también en Cádiz, con buenos resultados- se convierte en un atractivo para los clientes por lo que supone de novedad, tal como se prevé desde el Ayuntamiento.

En total son 41 puestos los que ocuparán la carpa, que cuenta con las infraestructuras necesarias para esta actividad comercial. De forma inmediata, antes de que finalice el año, empezará la remodelación de la zona del pescado del mercado, que no reunía ya unas condiciones adecuadas. El traslado a la carpa en plenas fechas navideñas no ha sido del total agrado de los comerciantes afectados, pero el Ayuntamiento se negó a aplazarlo ante la necesidad de comenzar dentro de este año la remodelación del mercado para no perder la subvención que ha concedido la Junta de Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios