La plataforma del algodón echa el resto en Bruselas para salvar el cultivo

  • COAG confía en modificar el reglamento para evitar el "descalabro" de todo el sector

La Plataforma en Defensa del Algodón desembarcó ayer en Bruselas, donde hoy se dará lectura al informe no vinculante del Parlamento Europeo sobre la reforma del cultivo, donde los integrantes del frente común que representa a gran parte del sector intentarán presionar a las autoridades europeas para garantizar la continuidad del cultivo.

Pese al pesimismo que mostró ayer el consejero andaluz de Agricultura en funciones, Isaías Pérez Saldaña, tras los primeros contactos que mantuvieron ayer en la apretada agenda de reuniones y actos programados para tratar de modificar la actual propuesta, los representantes de la plataforma trasladados a Bruselas seguirán reclamando la la necesidad de agotar todas las vías, incluida la judicial, para modificar un reglamento que consideran "idéntico" al anulado por el Tribunal de Luxemburgo a instancias del Gobierno español.

Horas antes, desde Jerez, la Coordinadora de Organizaciones Agrarias y Ganaderas (COAG) anunció que de persistir una propuesta contraria a los intereses del sector reclamará que se interponga nuevo recurso ante el tribunal europeo, pues "no estamos dispuestos a que ningún comisiario nos tome el pelo, no ya a los agricultores, sino al Ministerio, a la Junta, al Parlamento europeo y a todo el mundo".

En rueda de prensa, el secretario general de COAG-Cádiz, Salvador Pineda, confió en que la presión de la plataforma permita dar la vuelta a un reglamento que durante su aplicación con carácter provisional en 2007 provocó un descenso del 20% en la superficie de siembra de la provincia y del 53% en la producción.

Pineda auguró un "descalabro mayúsculo" para un sector que, hasta la fecha, no tiene alternativa conocida, si la UE insiste en "seguir enviando dinero para, en lugar de generar riqueza, como antes, destruirla".

"La plataforma está intentando presionar lo máximo en Bruselas para que el informe del Parlamento sea lo más beneficioso posible para la continuidad del cultivo", señaló Pineda, quien subrayó que aunque la decisión de los europarlamentarios no es vinculante, "hay que tener la cara muy dura y estar muy fuera de la realidad para mantener una reforma en contra de lo que dice la gente elegida por el pueblo".

El responsable provincial de COAG recordó que de aquí a verano, a junio, debe cerrarse el reglamento del algodón, sobre el que la plataforma mantendrá hoy sendas reuniones con la representación permanente de España en Bruselas y con el ponente griego del informe que se debate en el Parlamento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios