dionisio díaz. Presidente de la Unión de Hermandades

"Si el pleno lo apoya, volveríamos al proyecto de plaza del Banco"

  • El presidente del consejo directivo hace un balance de la pasada Semana Santa y adelanta las pautas de la de 2019

Dionisio Díaz en la sala de reuniones de la sede del consejo en la calle Curtidores. Dionisio Díaz en la sala de reuniones de la sede del consejo en la calle Curtidores.

Dionisio Díaz en la sala de reuniones de la sede del consejo en la calle Curtidores. / Pascual

-Haga como presidente un balance de la Semana Santa recientemente finalizada.

-Ha sido buena. Sin alcanzar los niveles ni números del pasado año fundamentalmente por la climatología que ha influido bastante. Ha habido frío e inestabilidad. Pero no ha ocurrido nada grave que haya que lamentar excepto el fallecimiento del costalero de la Virgen del Valle. A nivel organizativo ha salido todo bien y la mayoría de hermandades han hecho una buena estación de penitencia.

-Hay algunos puntos más oscuros como son los pasos de peatones.

-Efectivamente. Nunca se le ha querido meter mano. Habría que panelar para que las personas no se aposten allí. Además de una valla que separe a los que van a en un sentido u otro y algunas instrucciones a los vigilantes porque la labor que hacen no es fácil. Hay que actuar pero no podemos llegar más allá.

-Los carritos.

-Eso es ingobernable según dice la misma Policía Local. Es cierto que es una actividad muy lícita pero en otras poblaciones se ha prohibido la venta ambulante y muchos vienen aquí, con lo que Jerez se ha convertido en un reclamo. Más de cien carros en una ciudad como Jerez y algunas hermandades con hasta seis o siete carros delante de la cruz de guía es una locura. Tampoco se le quiere meter mano porque es una semana en la que muchas familias se buscan un sueldo.

-La poca limpieza también es de nota.

-Sobre todo en la Madrugada. Nos contaron que había dos cuadrillas de refuerzo pero nosotros no la vimos por ningún sitio. También es cierto que los ciudadanos deberían de ser más conscientes en cuidar más las calles de basura.

-¿Entonces no hay solución a ninguno de los tres asuntos antes mencionados?

-Soluciones hay. Pero habría que invertir más en todo estos puntos. En el tema de la suciedad siempre ha habido quejas, sobre todo en la Madrugada. Antes ha habido arcas más llenas en el Ayuntamiento. Ahora hay recortes y se nota. En lo de seguridad se elevan a la Mesa y después ya no podemos hacer nada. También tenemos la carrera oficial que tenemos. Te pongas en donde lo pongas, siempre habrá una pared en la que te chocas si pasas de un lado a otro. En los carritos es hacer un daño a un tercero. Complicado.

-Ha sido quizás la Semana Santa de la transición ¿Cómo será la del 2019 si tenemos en cuenta que tendremos otra reforma de la carrera oficial?

-No va a variar mucho. Se eliminará Aladro y posiblemente nos iremos lo más cerca posible al monumento de las cofradías. Quizá nunca debió de haberse movido de allí. Sin embargo se alargó y ahora hay que ubicar los palcos en otros lugares. Así que al final se quede al Marqués de Domecq. A no ser que el pleno nos solicitara la plaza del Banco.

-¿Pero todavía se baraja la idea del Banco?

-Si el pleno decide recuperar el proyecto volveríamos de nuevo a ese punto. El estudio está hecho. Tampoco sería de extrañar que en octubre algunos hermanos mayores cambien de opinión y una mayoría decida volver a plantear ese diseño. No se sabe.

-¿El consejo va a elevar al pleno este proyecto de nuevo?

-No. Eso para nosotros ya está olvidado. Nosotros vamos a llevar la eliminación de Aladro e intentar acercarnos lo máximo al monumento de las cofradías. Eso tendría que partir de los hermanos mayores.

-Llevarla al monumento sería con gradas. No hay otra solución.

-Claro. Pero la ciudad protesta porque no pueden ver las cofradías.

-Sin embargo, por unos metros de más hasta el marqués, algunas cofradías estarán mucho más tiempo en la calle.

-Efectivamente. Esos metros cambian mucho los itinerarios. Pero te vuelvo a repetir que en su día se alargó y ahora es complicado eliminar lo que se hizo en el pasado.

-También transición por la entrada de dos nuevas, quizá tres, cofradías nuevas en el centro. Dos piden Lunes Santo ¿Qué va a hacer el consejo?

-Intentaremos buscar hueco a todas. Habrá que decidir. A nosotros nos toca tomar una decisión. Lo analizaremos y la tomaremos. La semana que viene nos reuniremos para tratar el asunto. En cualquier caso, me gustaría que antes de Feria tenerlo decidido.

-¿Se contempla las dos el Lunes Santo?

-Podría ser. No es inviable. Pero de eso no le puedo adelantar nada porque no hay nada en ese sentido.

-Hay un laudo que anula el pleno del reparto a las hermandades del pasado año ¿Cómo se va a ejecutar? ¿Habrá devolución de dinero a algunas hermandades?

-Pues se volverá al reparto anterior al pasado año. Con la diferencia que habría que devolver pues no te podría decir. El laudo no dice cómo hay que ejecutar. Se tendrá que plantear en el próximo pleno y que la asamblea tome la decisión. Yo pienso que el pleno debería de olvidarlo todo. En esta Semana Santa que acaba de finalizar volvermos al reparto anterior a 2017.

-¿Cómo va el reglamento de régimen interno?

-Pues se sigue trabajando. Está bastante avanzado. En octubre o noviembre podría estar el borrador preparado para la aprobación del pleno. También contempla una reforma de los estatutos porque van ligados el uno con el otro.

-Después de las tempestades pasadas, ¿cómo se encuentra el equipo humano que forma este consejo?

-Bastante bien. Hemos incorporado un nuevo miembro que es Sergio Sánchez Rebollo, de la hermandad de la Candelaria. Es informático y va a estar apoyando a la tesorería. Estamos con ganas aunque con nuestras diferencias que son necesarias también. Hemos llegado al ecuador de la legislatura. Estamos trabajando y el grupo se encuentra unido y satisfecho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios