Patrimonio natural

El poblado de Los Hurones será un complejo turístico rural

  • La Junta de Andalucía elige el proyecto del arquitecto jerezano Carlos Rozadillas para la apuesta y recuperación del espacio.

Comentarios 1

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de la Presidencia en funciones, Manuel Jiménez Barrios, presentó ayer el proyecto ganador del concurso, convocado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, para la puesta en marcha y gestión de las instalaciones existentes en el poblado del embalse de Los Hurones, en el parque natural de Los Alcornocales. En su intervención, el vicepresidente destacó que "no es una iniciativa aislada, sino que hay que contextualizarla en el marco de una estrategia de desarrollo desde el punto de vista medioambiental, social y económico de la Sierra".

La iniciativa ganadora ha sido presentada por el arquitecto jerezano Carlos Rozadillas, bajo el lema 'Ojaranzo', de la que Jiménez Barrios remarcó que se trata de un "proyecto de remodelación, de acondicionamiento y de modernización de las instalaciones, con respeto a las exigencias de los valores de los dos instrumentos de planificación: Plan Rector de Uso y Gestión del Parque de los Alcornocales y el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales, para crear un complejo turístico rural de primer nivel".

Jiménez Barrios señaló que el proyecto tendrá posibilidades para "ayudar a generar empleo y a fijar población en el territorio", que son "una de las metas de la Junta". Para ello, dijo que se está llevando a cabo un "trabajo que tiene varios frentes y uno de ellos es la potenciación del sector turístico desde el respeto medioambiental y de ser capaz de sacar sus potencialidades a lo que ya existe".

Por este motivo, el vicepresidente subrayó las posibilidades con las que ya cuenta el poblado de Los Hurones "desde el punto de vista de alojamiento, cultural, recreativo, de ocio, deportivo, que son realmente inmensas". Así, destacó que se trata de un "enclave conservado extraordinariamente, un lugar emblemático, que se encontraba desaprovechado", y lo calificó como "la joya de la corona" de la zona.

Asimismo, Jiménez Barrios declaró que dicha planificación global en la Sierra de Cádiz también contempla las potencialidades agrícolas y ganaderas de la zona, y remarcó cómo los municipios de la comarca "han sido capaces de haber sacado el mayor partido a los recursos propios".

Según explicó el vicepresidente, con el proyecto del poblado de Los Hurones, se da "un paso más en esa estrategia de planificación económica para crear empleo en la Sierra de Cádiz, que va a continuar con otras iniciativas, a partir del trabajo conjunto entre administraciones en la Iniciativa Territorial Integrada". Jiménez Barrios subrayó que esta estrategia europea "va a permitir planificar en otros espacios y otros lugares de manera conjunta, sin distinción de colores políticos, ni de administraciones".

El vicepresidente de la Junta estuvo acompañado en el acto, celebrado en la Real Escuela de Arte Ecuestre, por el autor del proyecto, por el delegado del Gobierno andaluz, Fernando López Gil, y por el delegado territorial de Medio Ambiente, Federico Fernández. "Este concurso responde a un golpe de timón que ha dado la Junta cuando se producen las transferencias de competencias de la Confederación", declaró Fernández, quien añadió que "hemos seguido un proceso garantista, hacer las cosas bien. Queremos diseñar un proyecto que sea efectivo, que dé respuesta a las necesidades y a la demanda no sólo de la ciudadanía, sino de los futuros empresarios colaboradores".

El delegado territorial recordó que el poblado de Los Hurones "va a tener una función terrestre y en Guadalcacín se desarrollarán las actividades náuticas-deportivas. También está junto a los Montes Propios, por lo que tenemos ahí un gran escenario para todo lo que tiene que ver con la naturaleza, con el turismo cinegético". Fernández informó, asimismo, que el proyecto se sacará a licitación para una concesión de 30 años. "Nos estamos garantizando la gestión pública con un modelo público-privado. Entendemos que es un modelo con muy buena base para que triunfe", remarcó el delegado.

Por su parte, el autor del proyecto reconoció que "soy arquitecto, no obstante, en el planteamiento de este concurso dejé de lado mi condición de arquitecto y asumí la de amante de la naturaleza, que es lo que realmente soy. Me atrajo la participación totalmente por el anuncio, ya que planteaba la recuperación para uso público de unas instalaciones ya existentes". Para el arquitecto jerezano hubo dos aspectos del concurso que le llamaron especialmente la atención: "El tema de reutilización de espacios edificados y por otro, ponerlo a disposición de la ciudadanía".

El proyecto contempla el desarrollo de un complejo turístico rural, donde elementos como la recuperación del patrimonio, la utilización de energías renovables y la introducción de sostenibilidad ambiental, "van a marcar un proyecto de gran trascendencia y repercusión social". El poblado reúne los requisitos para configurarse como un complejo turístico "único", que va a girar en torno a tres grandes conjuntos de edificaciones. Por un lado, el antiguo albergue, que dará lugar a un hotel; las casas de administración y la casa del ingeniero, que son "fácilmente adaptables a usos turísticos"; y las casas de los empleados, ubicadas en dos conjuntos separados por la Iglesia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios