Una 'pobre' campaña de Navidad

  • Achacan el descenso del diez por ciento en las ventas del comercio del centro durante las fiestas a la situación de crisis económica actual que también afecta al bolsillo de los jerezanos

Comentarios 8

La campaña de Navidad y Reyes que se acaba de cerrar ha sido una de las más flojas de los últimos años para los comercios del centro de la ciudad, a juzgar por el comentario de los propios profesionales de este sector. A simple vista zonas del centro que solían presentar un lleno hasta la bandera un día sí y otro también este año no han dado la misma imagen, como se ha podido comprobar más de una tarde en la calle Larga, una de las principales vías comerciales de la ciudad. Lo mismo ha ocurrido en Medina o en la zona de Doña Blanca. De hecho, desde la asociación Acoje se apunta a que las ventas han descendido en esta campaña de Navidad 2007 entre un cinco y un diez por ciento con respecto a las cifras del año pasado, como indica a este medio Jesús Herrero, portavoz de este colectivo. Desde aquí se baraja como principal causa de esta bajada en el volumen de negocio a la crisis económica que afecta de lleno al bolsillo de los españoles y por ende de los jerezanos. "No han sido unas Navidades de despilfarro, sino que la gente ha comprado únicamente lo que necesita". Desde estas siglas se descarta por completo que esa menor afluencia de público en el centro se deba a la competencia de otras superficies comerciales en la ciudad, aunque a pie de calle hay otros comerciantes que piensan que en buena parte sí se puede deber a eso.

Por ejemplo, Beni de los Santos, propietaria de la perfumería Mafalda, un negocio ubicado en la calle Bodegas para el que sobran presentaciones puesto que lleva asentado en la ciudad muchos años, es de las que piensa que en buena parte sí se puede deber ese descenso en la afluencia de público a la nueva oferta existente en esos centros comerciales. "No sólo eso, también repercute la falta de dinero por la crisis. La gente lleva el dinero contado y va tiro hecho, se ha sido muy comedido esta vez. Pero si vas a un sitio, lo poco que lleves te lo gastas. Creo que ha sido una de las peores campañas de los últimos años. No tenemos ayudas de ningún tipo y la lluvia de los días antes de Reyes ha sido la puntilla, porque ha hecho que mucha gente no se acerque al centro, sino que se vaya a otros sitios", destaca. No obstante, Mafalda cuenta con una clientela fija para productos tan propios de su firma como la colonia a granel, que ha sido de lo más demandada para estas fiestas.

Uno de los regalos que más se suelen hacer por estas fechas es el de las joyas. Según Ricardo Rodríguez, de la joyería Dogma, en la calle Doña Blanca, también se ha notado algo menos de venta, "aunque en los últimos días ha habido igual afluencia de público que en otros años, aunque es cierto que en diciembre ha estado la cosa más floja. La gente compra, pero este año, por ejemplo, se han llevado menos oro y han comprado más plata, que es más barato".

Otro de los negocios que abolengo en la ciudad es la zapatería 'La bota de oro', también en la zona de Doña Blanca. Según su propietaria, Blanca Herrero, "las Navidades han sido muy flojas". Apunta a una mezcla de varias circunstancias como principal causa de ese descenso en las ventas, en cierta manera por la competencia de otras áreas comerciales, por la crisis y señala que quizá la carpa del pescado ha deslucido en buena parte esa zona que suele ponerse abarrotada de público en las fechas navideñas.

No cabe duda de que las tiendas de equipamiento personal, y las de ropa sobre todo, son todo un clásico donde los Reyes van a buscar muchos de los regalos. Así, Medias Mario, lleva más de setenta años ofreciendo su servicio a los jerezanos y jerezanas, en concreto desde el año 1936. Isabel Rodríguez, su dueña, no quiso ser catastrofista en cuanto a las ventas de campaña de Navidad, aunque comenta que no han sido como esperaban. "Se sabe a lo que se viene a la hora de comprar lencería, sobre todo, si se busca calidad, pero quizá no se ha sido tan espléndido como en otros años. A lo mejor en vez de llevarse dos cosas de un precio, se han llevado sólo una aunque sea algo más cara para tener ese detalle con alguien. Ha subido todo mucho menos los sueldos y eso se tiene que notar de alguna manera y luego está la novedad de las grandes superficies... Eso puede que nos haya perjudicado también", señala. Tampoco pasó por alto una cosa que trae de cabeza a muchos comerciantes del centro, el problema del aparcamiento, algo que encarece las compras en esta superficie comercial abierta ya que hay que o bien pagar la zona azul o el tiempo de estacionamiento en el parking subterráneo, lo que hace que muchos se decidan a marcharse a las grandes superficies comerciales, con aparcamiento gratuito, para poder realizar allí sus compras navideñas sin luego llevarse ningún sobresalto añadido y sin tener que mirar el reloj continuamente.

Justo Pérez es el dueño y encargado de confecciones Justo, negocio que en estas Navidades ha celebrado su cuarenta aniversario desde su apertura y con muy buena salud. Según apunta, para ellos estas fechas no han sido nada malas en cuanto a las ventas, "han sido muy similares a las del año pasado. Tenemos clientes fijos que vienen a buscar determinados productos. No nos podemos quejar porque tenemos un público fiel que no nos falla, además se ha ido pasando de generación en generación porque muchas madres han ido trayendo a sus hijas y así", indica mientras va despachando pantalones, pijamas y calcetines desde el mostrador.

Israel Pérez Peña, de la tienda de surf 'Vértigo', con dos locales en el centro, uno en calle Medina y otro en calle Sevilla, es otro de los empresarios que ha notado que en estas Navidades se ha gastado un poco menos. "Todos los días hemos hecho nuestra caja, tenemos una clientela buena que viene a buscar nuestros productos y una atención especializada, pero con esto de la subida de las hipotecas es verdad que se ha notado que se ha gastado menos, que buscaban una cosa más concreta y ya está".

Pero la menor afluencia de público en las calles del centro se ha notado también en las cafeterías y bares, como el Barbiana, en la plaza de la Alameda del Banco. Sus camareros apuntan que en general, este año se ha notado mucho menos ambiente en el centro, sobre todo, por las mañanas, "aunque no nos podemos quejar porque los desayunos no nos faltan, aunque sí es cierto que quizá el aperitivo se hace ahora algo más cortito. Creo que eso pasa ahora en todos los bares, es algo generalizado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios