Los proveedores lucharán por Fivesur "como si fuese nuestra propia empresa"

  • El administrador único de la constructora, Antonio Saborido, destaca que "no pienso esconderme" y que defenderá a su empresa "hasta que me maten" · La banca aún no le ha concedido el crédito

Comentarios 18

Antonio Saborido, administrador único de Fivesur SL, vivió ayer una larga jornada. Casi cuarenta proveedores a los que la constructora jerezana les adeuda cantidades importantes decidieron anoche, en 'asamblea' improvisada, encerrarse en sus oficinas "hasta que nos den una solución al problema", aseguró un portavoz a este medio. Más tarde dieron marcha atrás y los mismos proveedores, tras hablar con la dirección de la empresa, optaron por cambiar de estrategia, situarse junto a los socios y defender Fivesur "como si fuese nuestra propia constructora". "Hablaremos con quien haga falta: con la alcaldesa (Pilar Sánchez), con la Junta de Andalucía...; iremos a todos los organismos, pero a esto hay que darle una solución", sostuvo.

Carpinteros, cerrajeros, electricistas, ferreteros, fontaneros... Cansados de que la banca les devuelva sus pagarés, acudieron a Fivesur ayer poco a poco, guiados por la incertidumbre que afecta al sector y, sobre todo, porque la constructora lleva tiempo sin cumplir sus plazos de pago. A primera hora de la tarde presentaron una "oferta" a la empresa para ir "todos a una".

Por su parte, Saborido recalcó que "nosotros no nos escondemos". Se reunió con uno de sus socios y también con los proveedores. Estos les ofrecieron su ayuda "para buscar una solución urgente a la crisis" financiera, y él les aseguró que luchará hasta el final por su empresa. "Hasta que me maten", declaró a este medio. Por ahora, sin embargo, no puede garantizar que su empresa saldrá a flote, porque la banca aún no le ha concedido el crédito de 4.070.000 euros que le aporte la liquidez suficiente para superar la crisis económica que atraviesa Fivesur.

Como está dicho, la Consejería de Empleo medió entre la constructora y 19 entidades financieras al objeto de que le concedan un préstamo a Fivesur. Casi todas han firmado la operación, pero Saborido señaló ayer que "aún no está cerrada" porque algunas entidades, muy pocas, no han estampado su rúbrica. En juego, unos 1.100 empleos (400 directos) y unas 60 pequeñas y medianas empresas. Los proveedores que se personaron en las oficinas de Fivesur subrayaron, a la postre, que "estamos dispuestos a arreglar el problema siempre que ellos nos aseguren tirarán para adelante".

Por la tarde, Saborido no pudo localizar a dos de los cuatro socios de Fivesur y, aunque dio su palabra de que tratará de cumplir sus compromisos, los proveedores le pidieron garantías de que todos los socios asumían el mismo grado de compromiso. Sea como sea, cuando el encierro estaba decidido, los proveedores dieron un voto de confianza a la empresa y llegaron a un acuerdo a fin de unir sus fuerzas con la propia constructora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios