Jerez

La psicosis por la Bexsero agota existencias en la zona

  • La mayoría de las farmacias de la ciudad han multiplicado las ventas de la vacuna de la meningitis B, que no subvenciona la Junta

Muchos padres y madres de El Membrillar, antes de acceder ayer a la reunión en el centro. Muchos padres y madres de El Membrillar, antes de acceder ayer a la reunión en el centro.

Muchos padres y madres de El Membrillar, antes de acceder ayer a la reunión en el centro. / miguel ángel gonzález

El fallecimiento de la pequeña Clara en el CEIP Membrillar ha provocado una psicosis en la ciudad. El desenfreno y la preocupación ha sido tal que desde el pasado viernes, fecha en la que se conoció la noticia, han sido muchas las familias que han acudido a las distintas farmacias jerezanas en busca de la vacuna de la meningitis bacteriana del meningococo B, la Bexsero.

Esta fiebre generalizada ha provocado que el stock de vacunas en la ciudad quedase agotado en muchas farmacias, que se han visto obligadas a pedir suministro al laboratorio que las gestiona, Glaxo, con sede en Madrid, ya que las cooperativas de la zona habían agotado existencias.

Hay que recordar que la Bexsero no es una vacuna incluida en el calendario de vacunaciones de la Junta de Andalucía, una circunstancia esta que está siendo reclamada en los últimos tiempos por el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría. En cambio, sí que lo está la que afecta al Meningococo C, y que se suministra a los bebés con cuatro meses.

Desde el SAS se explicó ayer a los padres, en las diferentes charlas impartidas en el centro, que "los datos de incidencia (número de casos en una población por 100.000 habitantes) tanto de meningitis de B como de C son muy bajos. La cobertura vacunal en la población infantil de todas las vacunas del calendario vacunal, donde se incluye la meningitis C, es muy alta , y alcanza cifras superiores al 95%".

España es, según ha especificado los propios laboratorios Glaxo, uno de los países europeos con mayor índice de vacunación de la Bexsero.

Pediatras consultados por este diario señalaban ayer, en relación a los diferentes dudas surgidos entre la población respecto a vacunar ahora a los más niños/as, que aunque la vacunación debe surtir efecto en torno a los siete o díez días después de su suministro, cualquier prevención será positiva.

El problema, no obstante, radica en el alto precio de la misma (en concreto, 106,15 euros) al no estar incluida en los calendarios, de ahí que muchas familias no puedan hacer frente a su elevado coste, sobre todo si el número de hijos es alto.

Desde la Flampa, ante el nerviosismo producido en muchos centros, ha pedido "calma" a los padres ya que la situación, tras el protocolo por parte del SAS, está controlada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios