Los recortes en empresas alcanzan a 750 trabajadores en el último trimestre

  • CCOO denuncia ajustes en treinta empresas, la mitad con medidas "drásticas"

Los datos sobre destrucción de empleo en Jerez recopilados por CCOO demuestran el fuerte impacto sobre el término municipal de la crisis que según el sindicato, "nos está golpeando más violentamente que a otras ciudades del entorno". La central sindical remitió ayer un comunicado en el que denuncia que las medidas, "más o menos drásticas", adoptadas por una treintena de empresas radicadas en Jerez en los últimos tres meses afectan a un total de 742 trabajadores.

La mitad de los afectados, en concreto 362 trabajadores, se han visto en la calle sin previo aviso al optar las empresas para las que trabajaban por lo que CCOO considera la medida más drástica de todas, la del despido sin previa negociación con los representantes sindicales.

El caso más significativo dentro de este grupo es el de Qualytel, donde 250 trabajadores dejaron el pasado 31 de enero de pertenecer a la plantilla tras la extinción de sus contratos en lo que los sindicatos consideran un expediente de regulación de empleo "encubierto" que la empresa se ha negado a negociar hasta la fecha.

La otra mitad de los afectados por los recortes, siempre según CCOO, se reparten en otros dos grupos. El primero aglutina a 280 trabajadores de una decena de empresas en las que se han cerrado acuerdos de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), de forma que una vez cumplido el periodo pactado los trabajadores se reincorporarán a sus puestos. El segundo grupo reúne a poco más de un centenar de trabajadores, a los que la empresa ha ofrecido planes de prejubilaciones.

En la nota informativa, CCOO ofrece una relación de las empresas están dando "mal ejemplo", las que han rechazado la vía de la negociación, si bien puntualiza que no se incluyen las del sector de la construcción que han cerrado sus puertas ni los despidos individuales que diariamente se vienen produciendo en muchas otras firmas con sede en la ciudad. El motivo no es otro que la imposibilidad de controlar el alcance real sobre un gran número de trabajadores que buscan una cuerdo directo con el "empresario de turno" en lugar de acudir a los sindicatos.

A juicio de José Manuel Trillo, secretario local de CCOO, las sociedades que optan por las medidas más drásticas son "empresas sin sentimientos", que en muchos casos "se aprovechan de la crisis para desprenderse de parte de la plantilla", por lo que advirtió de que el sindicato al que representa lleva un control riguroso de todos los casos que se están registrando para que "no puedan acogerse a ningún tipo de ayuda pública"

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios