El robo de todos los años no faltó a la cita

  • Los cofrades de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Piedad de La Barca de la Florida muestran su desesperación tras sufrir un nuevo asalto en su casa de hermandad, el tercero en apenas dos años

Comentarios 1

La madrugada del miércoles 2 de abril uno o varios ladrones entraron a robar en la casa de hermandad del Santísimo Cristo de la Piedad, cofradía que se encuentra ubicada en la calle Cortes de la pedanía jerezana de La Barca de la Florida. Con ésta ya son tres los asaltos que han sufrido estos cofrades en los dos últimos años, todos ellos en fechas inmediatamente anteriores o posteriores a la Semana Santa. Esta 'mala racha', valga el eufemismo, comenzó el 10 de abril del 2006 cuando la casa de hermandad fue asaltada por vez primera.

"Los ladrones -manifestaron a este medio hermanos de la cofradía- entraron por un butrón (agujero practicado a través de las paredes) el cual fue realizado en esta ocasión por el techo de la oficina de la casa de hermandad". Los hermanos de la cofradía barqueña destacaron igualmente que los ladrones emplearon el mismo 'modus operandi' en las dos ocasiones anteriores. Es decir, que siempre que han padecido un robo ha sido a través de paredes y techos. Los hermanos de la corporación nazarena se encuentran "indignados debido a la situación en la que se encuentran debido a estos asaltos".

El modesto patrimonio de la hermandad se ve resentido con estos robos, a pesar incluso de que la cuantía del botín pudiera considerarse escaso si de una cofradía de mayor tamaño se tratara.

"El material sustraído por los ladrones durante el robo es poco. Se ha tratado de unos 'walkie talkies' de los que disponían los hermanos de la cofradía para la organización del cortejo procesional el día de la salida procesional. Lo más grave, recuerdan los hermanos, "es que ha habido cuantiosos daños materiales" cuya subsanación provocará un desembolso por parte de la tesorería de la corporación.

La Hermandad del Santísimo Cristo de la Piedad entienden que "todo este problema es debido a la penosa situación, en la que se encuentra la casa de hermandad" la cual ofrece pocas dificultades a los ladrones para obtener un fácil acceso al interior "y realizar sus fechorías".

Los miembros de la junta de gobierno resaltaron que, vista este déficit de seguridad "no podemos tener los objetos y enseres de la cofradía allí, en la casa de hermandad, ya que tememos que estos desaparezcan por hurto. No nos importa tanto el valor económico que tengan, sino el enorme valor sentimental que les tenemos los hermanos".

Los cofrades destacaron que la corporación penitencial "lleva tiempo pidiendo a las autoridades locales ayuda para poder arreglar la casa de hermandad, que se encuentra como ha quedado dicho en un estado tercermundista, pero la verdad es que no nos están haciendo mucho caso".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios