La segunda mano también tiene gran culpa de la crisis

  • Las obras nuevas han llegado a suponer tan sólo el 8 por ciento de la oferta inmobiliaria en Jerez

Comentarios 5

Los expertos inmobiliarios de la ciudad consideran que uno de los grandes problemas que ha padecido el sector ha sido la segunda mano, que se ha 'comido' el terreno en precios a la obra nueva, pues "lo que sale a la venta cada vez se aleja más de lo que es una vivienda en precio, y los precios suelen venir inflados, pues la gente piensa que todavía se puede seguir vendiendo como antes", explican fuentes inmobiliarias consultadas por este medio.

Según ejemplifican de forma muy gráfica, el enfriamiento generalizado toca a las dos grandes patas comerciales del mercado, aunque de muy diferente manera e intensidad. Así, "si la vivienda nueva caminaba a cien por hora el año pasado, ahora va a 50 por hora; mientras que si la segunda mano crecía a un ritmo de 100 por hora hace doce meses, ahora apenas va a 10", ilustran. No obstante, aclaran que esta coyuntura, lejos de suponer un fin de ciclo económico, es simplemente un enfriamiento "muy gordo que por lo menos en el caso concreto de Jerez no será un fin de ciclo". El mercado inmobiliario, salpicado y azotado de forma directa por la inestabilidad del sector, presenta bruscos desequilibrios cualitativos entre lo que dispone la oferta y lo que pretende la demanda. Entre esos desequilibrios, uno de los más llamativos hace referencia al estado de la vivienda de propiedad. En contra de lo que pudiera pensarse, hay déficit de pisos de nueva planta en la ciudad. Esto es, no hay nuevas promociones que satisfagan y cubran la amplia demanda de peticiones que registran las inmobiliarias.

Un reciente estudio recogía encuestas procedentes de 31 agentes e intermediarios de la propiedad que operan en Jerez. En el mismo se veía que el 91,7 por ciento de la oferta de compraventa presente en el mercado jerezano hace referencia a inmuebles de segunda mano, por lo que la oferta de obra nueva, por tanto, queda reducida a un ridículo 8 por ciento. La vivienda libre más deseada es una vivienda ubicada en las zonas Centro, Este y Norte, plurifamiliar, de obra nueva, con una superficie de entre 60 y 89 metros cuadrados, y con un precio máximo inferior a los 120.200 euros, si bien una parte importante de los solicitantes encuestados estarían dispuestos a pagar entre 120.200 y 180.299 euros.

Muchos propietarios de inmobiliarias de laprovincia coinciden en afirmar que fue tan malo para ellos el segundo semestre de 2007, por las subidas en los intereses y las bajadas de los precios de las viviendas, que sin encontrarse en una época de bonanza, ya que los problemas continúan, ha habido una leve mejoría.

Así, José Ruiz, de Inmasur, comenta que no van las cosas como debieran, pero que por ahora se mantienen a flote. "Las aguas no van por su cauce, la verdad, y lo estamos sobrellevando como buenamente podemos, vendiendo una o dos viviendas al mes".

Similar opinión tiene José Antonio Fernández de Inmobiliaria África, señala que el día a día es "horrible". "En estos momentos está todo parado, hay expectativas de que se activen las ventas en Semana Santa, pero muy poquito". "La gente está esperando que los precios sigan bajando".

Enrique Asencio de Alvenca, considera por su parte que "la crisis se nota en todos los sectores y, la verdad es que las ventas de nuevas promociones están siendo positivas". En su opinión, los precios van a dejar de bajar en breve. "Creo que la gente se equivoca cuando dice que van a bajar los precios mucho más, porque lo que está sucediendo es que se está regularizando el sector, en definitiva, que se está ralentizando la demanda, pero todo va a volver a su cauce tarde o temprano".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios