El temporal de lluvia derriba uno de los árboles de la calle Ancha

  • El tráfico estuvo detenido en esta vía céntrica durante más de tres horas

El temporal de lluvia y viento que sobrevino en la mañana de ayer ha requerido la actuación de los dispositivos de emergencia para llevar a cabo, principalmente, la retirada de ramas y así como de un árbol en la vía pública, si bien los daños no han sido tan graves como se esperaba a tenor de las previsiones meteorológicas.

La intervención de mayor envergadura se llevó a cabo a mediodía de ayer, sobre las 12,30 horas, cuando un enorme árbol, de nombre común tipuana, situado en uno de los lados de la calle Ancha, ha visto cedidas sus raíces, inclinándose el tronco de gran longitud hacia la calzada, lo que ha supuesto un riesgo tanto el tráfico rodado, como al peatonal. El árbol del lado contrario de la calle impidió que el árbol se desplomara sobre una vivienda.

Inmediatamente fueron desplazados hasta la zona, agentes de la Policía Local, miembros de Protección Civil, operarios de Medio Ambiente, y Bomberos, para proceder a las diversas tareas requeridas entre las que se encuentran: la señalización del peligro, la reordenación del tráfico, la protección de los viandantes, y la posterior tala y retirada del árbol.

La delicada tarea de retirada del gigantesco árbol de la calle Ancha tuvo cortada esta vía céntrica que une la entrada de la ciudad por la autovía de El Puerto con Porvera y que soporta una gran cantidad de tráfico durante aproximadamente tres horas.

Los vecinos, que narraron el gran estruendo causado por la caída, consideraron que el árbol se desplomó por unas obras recientes de canalización, donde pudieron haberse dañado las raíces. Si a esto se une la fuerte lluvia y que el subsuelo de esta zona es un gran acuífero, se llega a este suceso, ya que, según los vecinos, otras veces ha soplado viento más fuerte y se habían arrancado ramas, pero nunca al punto de derribar un árbol de este tamaño, como sucedió ayer.

La calle Ancha es una de las del centro, junto a Porvera, que más sufre por las lluvias. Los patios de las casas de esta zona y los establecimientos comerciales se inundan en cuanto la lluvia torrencial se prolonga debido a una red de alcantarillado que busca la salida del agua por el interior de las casas, muchas veces por los mismos retretes.

En cuanto a otras intervenciones, cabe señalar la retirada de ramas en la avenida Tomás García Figueras, y en la plaza Bornos de La Granja. También ha sido necesaria la intervención de Bomberos para proceder a la retirada de un cartel anunciador en una vivienda de un segundo piso de la barriada Torresblancas, y actuar ante la rotura de cristales en una vivienda de la calle Porvernir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios