La línea 1 del tranvía pasará por el centro y unirá Hipercor con Ikea

  • El estudio del trazado, sometido a la fase de alegaciones, prevé 9 kilómetros y obras singulares como un paso inferior y peatonalizaciones · La Junta quiere culminar el proyecto este año e iniciar las obras en 2010

Comentarios 37

El sistema tranviario urbano de Jerez, que forma parte del Plan de Movilidad, ya tiene forma y recorrido en la primera de las tres líneas que lo integrarán. La propuesta del primer trazado, trabajada desde hace más de un año por la UTE compuesta por las sociedades Ardanuy e Iberinsa, será al final sensiblemente distinta a la idea que manejaba el gobierno municipal en un principio, pues en lugar de partir de Guadalcacín los convoyes lo harán desde la avenida de Voltaire, junto a Hipercor, y la distancia total que recorrerán será en principio de 7,6 kilómetros, en lugar de los 8,5 que se previeron. Eso sí, el modo en que discurrirá la trama hasta penetrar por el centro histórico y llegar al hospital no se verá apenas alterado, pues enlazará La Granja con Delicias-Campus de La Asunción y la rotonda del Minotauro con Serrana y Soleá hasta llegar al hospital. Como novedad en el diseño del trazado del transporte público sobre railes, el estudio contempla una prolongación de 1,4 kilómetros hasta la zona de cocheras y talleres donde, en el entorno del centro hospitalario, se estacionarán y se mantendrán las unidades del material móvil. Este ramal servirá igualmente, estima el estudio, para dar servicio en la zona Oeste al futuro área comercial y de ocio que promueve Ikea-Parques 21.

En todo caso, la propuesta que presentaron ayer en La Atalaya el consejero de Obras Públicas, Luis García Garrido, y la alcaldesa, Pilar Sánchez, estará sujeta a partir de ahora a un par de meses al trámite de información pública y ambiental para la presentación de alegaciones, aunque la regidora jerezana ya anunció que el proyecto se presentará a colectivos de toda índole para alcanzar el máximo consenso en el momento en que arranquen las obras. Precisamente, el Gobierno andaluz se ha marcado este año para culminar el proyecto definitivo, por lo que los trabajos podrían iniciarse a principios de 2010. Parece difícil, en cualquier caso, que la línea 1 del tranvía de Jerez, que barre las zonas Norte-Este-Centro-Oeste, funcione antes de 2012.

El amplio margen de maniobra que se ha dado Obras Públicas para culminar el proyecto no es óbice para la espectacular presentación del trazado, prolija en detalles, que han realizado quienes trabajan en el 'dibujo' de un proyecto de "envergadura" y una "revolución", como dijo Sánchez, que "no es un proyecto futurible sino una realidad en cuanto se cierre y se consensúe con los vecinos". Al hilo de los pormenores de la infraestructura, el estudio explica que habrá alrededor de 15 ó 16 paradas -cifra que será definida en el proyecto constructivo- que tendrán una distancia media de entre 400 y 500 metros.

Además, la implantación del trazado requiere de algunas actuaciones singulares en la ciudad, como la ejecución de un paso inferior bajo las vías del ferrocarril -y de un futuro apeadero de Renfe en zona Norte- a la altura de las avenidas Voltaire y Caballero Bonald; la peatonalización de Honda y parte de Medina, así como la posibilidad de Lealas; y una reordenación de la intersección entre las calles Larga y Porvera para la integración completa de la plataforma tranviaria. Dicha plataforma, abunda el estudio, es reservada para el tranvía, irá de forma preferente en el centro de la calzada y el tráfico estará regulado semafóricamente con prioridad para el tranvía en los cruces o glorietas. En el estudio, del mismo modo, se pone de manifiesto que la propuesta ha optado por un recorrido que además de presentar la mayor demanda potencial de usuarios (unos 100.000), aporta una mejor integración urbana de la infraestructura y unas adecuadas condiciones de intermodalidad con otros sistemas de transporte colectivo.

La opción que al final se ha escogido, entre las seis alternativas que se barajaban, es aquella que atiende a los principales centros de captación de demanda tales como la universidad, las estaciones de ferrocarril y autobuses, el centro urbano y el Hospital General del SAS. En este punto, informó ayer Obras Públicas, una vez que concluya el período de alegaciones y se apruebe el itinerario definitivo, las consultoras adjudicatarias del proyecto continuará los trabajos para la redacción del mismo, que determinará la inversión y el plazo necesario para la ejecución del sistema tranviario de la ciudad. Tomando el ejemplo del tranvía de Jaén, y salvando las distancias y las dificultades geográficas de cada territorio, si los 4,7 kilómetros que constituirán la primera línea de la capital jienense tendrán un coste de unos 96,5 millones, la línea 1 de Jerez bien podría suponer una inversión próxima a los 200 millones de euros, que como es sabido sufragará íntegramente el Gobierno autonómico, encargándose el Ayuntamiento de Jerez del sistema móvil y el mantenimiento de la red.

Sea como fuere, ahora mismo hablar de inversión global para esta tremenda infraestructura es pura especulación, pues como aseguró García Garrido, a preguntas de los periodistas, "el proyecto nos va a decir exactamente la cantidad final, pues ahora mismo no estamos en condiciones de saberlo exactamente, está horquillado entre cantidades pero sería una temeridad". "Hay que definir totalmente el trazado, las paradas pueden desplazarse o no, hay un volumen importante de servicios afectados, que existen pero que no se ven, como telefonía, alcantarillado, fibra óptica, agua potable...". "Lo que sí parece un hecho es que si no hay inconvenientes tendremos el proyecto listo antes de final de este año", remachó el titular andaluz de Obras Públicas, antes de enfatizar en alusión al período de alegaciones que se abre en este preciso momento que "ahora es la ciudadanía la que tiene la palabra".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios