"Durante la tregua de ETA estuvimos trabajando como si no la hubiera"

-¿Qué le pesa más a este Gobierno: la crisis económica, claramente desfavorable, la gestión territorial y en especial el Estatut, o la frustrada negociación con ETA?

-En las elecciones se va a hablar sin duda de la economía, porque es cierto: hay una desaceleración que procede de fuera, que viene de la crisis hipotecaria de Estados Unidos y de un barril de petróleo a 100 dólares, pero sobre todo lo primero, la crisis de EEUU, es lo que más nos afecta porque perjudica a la confianza. Reconozcamos eso, pero también que estamos mejor preparados que otros países de Europa y mejor que hemos estado nunca. España nunca ha tenido ahorro, lo tiene ahora, me refiero a superávit del Estado, y tiene menos deuda que nunca, y ese dinero se puede poner a disposición de las familias para, entre otras cosas, no rebajar las ayudas sociales. Estamos preparados; lo que no quiere decir que no tengamos que preocuparnos por ello. Por supuesto que hay gente que lo está pasando mal.

- Si ETA volviera a abrir la perspectiva de una nueva negociación, ¿cuál sería su respuesta?

-Yo no veo ninguna perspectiva de que eso suceda.

-Pero si sucediera.

- Es que no la veo, yo creo que ETA se ha metido en un ciclo largo de violencia. Cuando ETA no sabe dónde va, pone bombas, no contemplo ningún escenario distinto al de ahora. El problema de ETA es que se ha cargado el propio sentido de la expresión tregua: ¿quién va a creer ahora a ETA si dice que va a parar? Es que con la ruptura de este proceso, ETA ha hecho algo más que perder una oportunidad, ha hecho saltar por los aires lo que era la esencia del pacto de Ajuria Enea y lo que todos los demócratas teníamos pensado sobre cuál era una fórmula de salida dialogada, muy sencilla, y que parte del principio de que el Estado sólo puede dialogar cuando no hay violencia. Por tanto, qué credibilidad tiene ETA cuando diga voy a parar: ninguna. Se ha cargado el propio sentido del diálogo.

- Con el apoyo renovado y ampliado de Francia, con la caída del apoyo popular en el País Vasco hasta quedar reducido a una minoría poco significativa en términos globales y sin el parapeto político que le suponía Batasuna, ANV o PCTV, ¿no es posible vislumbrar un final por inanición?

-Creo que ETA está peor que nunca, lo que no quiere decir que no pueda atentar; atentar es fácil, te basta con tener un par de locos y un poco de dinamita, pero creo que está objetivamente en una situación muy mala. Y la ruptura de la tregua le ha restado la escasa credibilidad que tenía en algunos sectores del País Vasco. Cuando veamos estos años en perspectiva nos daremos cuenta que quién se ha deslegitimado, que quién ha perdido la escasa credibilidad que tenía en algunos países es ETA, y por eso están más aislados socialmente en Euskadi, más aislados internacionalmente y más acosados policialmente y judicialmente que nunca.

-Sin darle credibilidad a los comunicados de ETA, en los que se le tacha a usted de usar la "soberbia del opresor"ý

-Sí, a mí no me tienen ninguna simpatía.

-Ya, pero dicen que fue usted quien paró la negociación y quien puso una raya, que fue la raya infranqueable de la Constitución.

-Sí, y el presidente, dijimos no, fuera de la Constitución no hay nada.

-¿Qué querían?

Yo lo que creo es que no sabían dónde iban. Veras, esto es difícil de explicar en una entrevista. Se dice muchas veces que ETA no acepta las reglas del juego democrático; de acuerdo, no las acepta, pero el problema es que además no las entiende. No entiende que una Constitución sólo se cambia si hay una amplia mayoría de españoles que quieren y que lo votan; no entiende que los Estatutos sólo se cambian, como el vasco, si hay una mayoría de ciudadanos que lo quieren; no entiende que hay una regla de juego en la democracia que es infranqueable, y que es la voluntad popular. Ellos, que todo el día están apelando a la voluntad de los vascos, tienen un respeto cero a la voluntad de los vascos, porque lo que quieren es hablar de política, cuando no les toca, y segundo, saltarse las reglas más elementales de la política. Y ése es el muro con el que se dio, querían revisar la Transición.

-¿Y es cierto que usted les dijo que si volvían a la violencia, habría un número de detenidos de no menos de tres dígitos?

-No, eso son las cosas que dice ETA. Lo que dije todo el tiempo es que el Estado de Derecho no había parado nunca. Siempre tuvimos en la cabeza que, efectivamente, mientras no había violencia, había que preparase por si volvía. Siempre tuvimos en la cabeza que podía ocurrir; en todo el período de tregua estuvimos trabajando como si no la hubiera. Es más: yo diría que más, más, y las operaciones antiterroristas no son fruto de 24 horas. Entre otras cosas porque aprendimos de las treguas anteriores, y cuando digo que aprendimos hablo del Estado.

-Y no es una lección que es imposible iniciar un proceso tan delicado como un diálogo con ETA sin el apoyo del otro gran partido, del PP o del PSOE.

-Estos días hay una contradicción flagrante: ahora está aquí Uribe, y todos aplauden a Uribe, incluido el señor Aznar. ¿Y qué hace Uribe con las FARC? Está negociando, ayer le dijo al presidente del Gobierno si quería ejercer de negociador. Lo del PP es de una gran hipocresía. La gente no es tonta, y la gente cree, sabe, que lo debíamos intentar. Y ha salido mal, pero ha salido mal por culpa de ETA y conviene que se lo digamos todos al mismo tiempo. Era nuestra obligación, no nos lo habríamos perdonado si no lo hubiéramos intentado como lo hicieron Felipe González y Aznar, pero marcamos una raya que fue la Constitución.

-Y eso de que hay una ETA que sí quiere negociar y otra que no.

- Vaya, no, eso se sabrá, lo que está claro es que yo le diré a mi sucesor todo lo que sé, que no es precisamente lo que hicieron con nosotros cuando llegamos al Gobierno.

-Imaz ha sido una de las grandes pérdidas de este proceso.

- Quiero ser muy respetuoso con el proceso del PNV. Josu Jon le dijo al PNV que hay que acabar con la violencia en Euskadi. Me dijo una cosa: lo más importante es pasear con mis hijos sin escoltas por la Concha. Eso lo resume todo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios