A treinta días del Festival de Jerez

  • La ciudad se prepara para recibir a unos 32.000 visitantes durante dos semanas en las que 150 actos darán vida a la duodécima edición del certamen donde el baile es el rey

Comentarios 6

"Empezó la cuenta atrás" tiene puesto en su blog a capitulares rojos de lunares blancos Ana Paula, una brasileña de Río de Janeiro que lleva cinco años ahorrando para venir al Festival de Jerez. También en el corazón de la ciudad se empiezan a sentir las palpitaciones de que faltan apenas 30 días para que la ciudad reciba cerca de 32.000 visitantes de más de 40 países -números estimados por la organización la Fundación Teatro Villamarta- que pasarán por la ciudad entre el 22 de febrero y el 8 de marzo, fechas entre las cuales se celebra el Festival de Jerez. Para este año el presupuesto es de un 1.600.000 euros.

En el cierre de la pasada edición, la alcaldesa, Pilar Sánchez, advertía, encantada con las cifras del año pasado, que el festival "no tiene marcha atrás" y que su gran reto para el de 2008 era "involucrar más a la ciudadanía", pero las opiniones no son unánimes.

La tienda especializada en danza y en flamenco, Tamara, es una de las que más trabaja en estas fechas, aunque como explica Mari Luz Vázquez, encargada de la tienda, "el top de ventas es la Feria", para recibir al sinfín de extranjeros que va a venir por la quincena del Festival. La tienda estará, durante el certamen, amplía su horario de apertura al público porque "los extranjeros hacen muchas preguntas, quieren probarlo todo y no quieren esperar que se les haga trajes, los quieren llevar a sus países". Para prepararse ante la llegada del ejercito de la Torre de Babel, Tamara ya tiene "pedidas más faldas de baile, las batas de cola, vestidos y zapatos", esto significa un gran incremento de trabajo.

Mario Naranjo, dueño del kiosco delante del Villamarta, afirma: "Mis principales clientes son japonesas que vienen por el Diario de Jerez para ver las crónicas de los espectáculos del día anterior y también por revistas especializadas". Gracias al festival ya se hizo incluso amigos, "son de San Francisco y vuelven este año", sonríe.

No tan optimista se muestra Alfonso Pacheco, regente de La Moderna: "Hay un incremento de gente, extranjeros que vienen por una tapita y una copa de vino, pero aquí siempre tenemos mucha clientela, lo único es que notamos que hay más japonesas y centroeuropeas disfrazadas de españolas (con el pelo teñido de negro)". Este jerezano no se va a ver los espectáculos. "Yo aquí puedo tener espectáculos más puros cada día que en cualquier escenario". Aunque los comerciantes ya tengan sus planes definidos, las asociaciones que los representan, Acoje y Asunico, aún no tienen decidido si van a tener horarios especiales para estas fechas, como hicieron el año pasado.

El año pasado la ciudad recibió un incremento de 17,8% de visitantes relativo a 2006 y el índice medio de ocupación hotelera rondó el 90%. En esta duodécima edición, el número de actividades total llegará a los 150, entre cursos, exhibiciones y actuaciones. A 30 días del festival, 35 de los 36 cursos ya están completos, quedando apenas tres plazas para el curso de estilo y coreografía de la seguiriya con bata de cola, impartido por Belén Maya, y cuyo nivel es ya de perfeccionamiento, para el cual son necesarias presentaciones de credenciales.

Las matrículas abrieron el día 3 de septiembre y, en sólo una semana, el nivel de ocupación alcanzó el 55 %, de un total de 900 plazas. 2008 ha superado por lo tanto el de 2007, donde 33 de los 36 cursos quedaron completos. Los alumnos que acudirán a estos cursos proceden de más de 40 países, siendo la presencia más fuerte de países asiáticos, principalmente Taiwán y Japón. De Europa, el país que más inscripciones tiene es Alemania; y de América, Canadá. En menor proporción se encuentran alumnos procedentes de otros países europeos y también de latitudes lejanas como Brasil, Venezuela, Sudáfrica e incluso de las antípodas australianas.

Pero las formaciones no se agotan con el programa del Festival, la mayoría de las academias flamencas de Jerez, a remolque del evento, aprovechan para hacer también cursos, o con maestros de la escuela o con artistas que vienen a presentar sus espectáculos e imparten cursillos paralelos al Festival, a precios más competitivos.

La bailaora jerezana María del Mar Moreno participa en el festival desde 1997, y el 22 de febrero subirá el telón del festival con el espectáculo !Viva Jerez!, donde también participan Paco Cepero, Angelita Gómez, Fernando Terremoto y Mercedes Ruiz, entre otros artistas de la tierra. Moreno también impartirá dos cursos, y se confiesa "ilusionada". Asume la importancia del festival como escaparate para los artistas locales: "Si no fuera por esta muestra, artistas más jóvenes como yo y Antonio el Pipa hubiéramos tenido carreras muy distintas y no estaríamos enseñando Jerez por el mundo". A la artista le encanta "el ambiente que se vive, ya que Jerez se conecta con el mundo".

Los 150 actos del Festival se desarrollarán en el Teatro Villamarta; la Sala Compañía; Palacio de Villavicencio y Bodega Los Apóstoles, de González Byass (ver programación adjunta). Lo que supone un esfuerzo del equipo técnico del teatro, que en esta época ve su plantilla crecer hasta 20 personas.

Paco Orellana , presidente de la Federación Local de Peñas de Jerez , ya tiene a punto el ciclo paralelo De peña en peña, sin duda un aliciente para el trasnoche del festival, aunque todavía no se ha anunciado si continúa, o no, abierta la peña de guardia que durante años se mantuvo entre los muros del centro cultural Don Antonio Chacón.

La prensa extranjera, tanto la nacional como los medios especializados de flamenco, tiene un papel fundamental en el desarrollo y divulgación del Festival, de ahí se explica cómo ha podido llegar a países tan lejanos la muestra. El año pasado estuvieron presentes en el festival 120 medios de comunicación españoles y extranjeros con un gabinete de comunicación en Madrid que aumentó el numero de medios participantes de 80 a los ya mencionados 120.

Para llegar al certamen flamenco, la mayoría de los extranjeros (48%, según los datos facilitados por la oficina de turismo de Jerez) viene en avión. La fuerte presencia de alemanes en el Festival no extraña, ya que son los que lo tienen más fácil para viajar hasta la cuna del arte flamenco. Para las fechas del Festival y apenas por 19,99 euros, los alemanes pueden conseguir un vuelo directo de Francfort con Ryanair. Los ingleses, por su parte, tendrán que pagar un total de 140 euros para venir desde la capital inglesa, con la misma compañía, aproximadamente.

Para aquellos que tengan que hacer una escala o que vuelen desde Madrid, un viaje de Barajas hasta el aeropuerto les podrá costar unos 60 euros. Como está dicho, la compañía Vueling ya no tiene plazas para volar desde París a Jerez tras suspender esta conexión por no lograr los objetivos previstos.

Para los holandeses, un vuelo con Air Berlín les puede salir por 384 euros y la web de la compañía advierte de que ya sólo quedan nueve plazas para cada uno de los vuelos que anteceden las fechas de cada semana del Festival. Así que en estas dos semanas el aeropuerto deberá estar agitado y con mucho movimiento.

Aunque la cumbre flamenca sea una de las ocasiones en que la ciudad recibe más gente, los hoteles no le ponen una tarifa especial (o aún no la mencionan), ya que según el director del hotel Sherry Park, Gonzalo Galera, "la afluencia del festival no afecta a los hoteles con más de tres estrellas sino a los más céntricos de menor precio".

La Semana Santa, puentes, Navidad, la Feria del Caballo y el Mundial de Motociclismo son por excelencia las que cobran tarifas especiales sean o no en época alta. Siendo el 28 de febrero, a finales de la primera semana del Festival y coincidiendo con la festividad del día de Andalucía, un día festivo y un puente para los andaluces, cuando pueden aumentar las tarifas. Hoteles y hostales como Trujillo, Joma, Serit, Nova Centro y Las Palomas, colindantes al Teatro Villamarta son los más buscados por los cursillistas, aunque la Oficina de Turismo de Jerez no tenga aún datos oficiales de la ocupación hotelera por estas fechas.

Belén Castellón, de la Oficina de Turismo, explica que "los turistas que más llegan al Festival son japoneses y ya tienen todo decidido desde su país. Cuando llegan aquí hablan en castellano, supongo que es la segunda lengua del país. Las visitas más buscadas son las bodegas y la Catedral y, claro está, las rutas flamencas, que incluyen el barrio de Santiago y el de San Miguel donde se inventó la bulería".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios