Lluvias torrenciales

Una tromba de hasta 100 litros sume a parte de Jerez en el caos

  • Inundaciones, pasos subterráneos anegados y daños en infraestructuras públicas hacen de la ciudad la más afectada de Andalucía. Más de 160 llamadas registró el servicio de Emergencias.

Un agente de la Policía Local lo describía con precisión al borde de las tres de la madrugada: "Esto es un caos, un absoluto caos". Se refería al hecho de que "unos doscientos coches" se habían agolpado en diferentes zonas del centro de la ciudad después de que salieran flotando literalmente como consecuencia de la tromba de agua que a esa hora se dejaba sentir con inusitada fuerza sobre toda la ciudad. "Coches aparcados en la Porvera han aparecido en Larga y por la calle Arcos es imposible circular".

La tormenta fue brutal. Para hacerse una idea de la fuerza de la precipitación cabe destacar que el río Guadalete elevó la altura de su cauce en cuarenta centímetros en apenas dos horas, entre las tres y las cinco de la madrugada. Y no sólo fueron coches los que salieron flotando, también contenedores de basura. Ayer por la tarde, restos de cieno en muchas zonas de Jerez, centro incluido, dejaba bien a las claras hasta dónde había llegado el agua. Numerosos comerciantes se afanaron hasta tarde en devolver a sus tiendas el esplendor 'manchado'.

Además del centro urbano, hubo muchísimas más zonas afectadas especialmente las barriadas de Las Viñas y de La Asunción, además de la zona de Las Delicias, si bien los daños fueron generalizados y apenas hubo barrio o urbanización en la que no se padecieran inundaciones o desperfectos en los edificios.

El azote del temporal se padeció sin que se lamentasen daños personales

Sin duda, los más afectados fueron los ciudadanos a los que se le inundaron las casas, como sucedió en la zona de Záfer (final del Paseo de las Delicias), los que vieron anegados sus sótanos y aparcamientos subterráneos (sucedió por toda la ciudad) y hasta los cofrades que, como sucedió en La Victoria, vieron comprometido su patrimonio al mojarse el manto de la Virgen de la Soledad. En el Cabildo Viejo del Ayuntamiento y en 'La bodeguita' que allí se ubica también entró el agua mojando algunos enseres tales como alfombras. En la zona rural se padecieron inundaciones en barriadas como Las Tablas.

Después de que las lluvias cayeran con inusitada fuerza en Huelva, se esperaba que éstas aparecieran el pasado martes, pero el viento no colaboró a que se cumplieran las previsiones ni la alerta amarilla decretada. Transcurrió el martes de secano porque el frente avanzaba con lentitud. Para hacerse una idea se puede destacar que casi media hora transcurrió desde que empezó a llover en la zona sur de Jerez la madrugada de ayer hasta que empezó a hacerlo en la zona norte. Era la una y media de la madrugada.

El hecho de que los vientos soplaran débiles a esa hora provocó que la tormenta se enseñoreara sobre la ciudad, eso sí, llevando como preámbulo -a modo de particular 'trompeta de los infiernos'- un incesante cortejo de rayos y truenos.

Cuando empezó a caer agua lo hizo 'a manta'. La ciudad, que se gastó en los 90 una verdadera millonada europea en su nueva red de saneamiento, volvió a comportarse como suele suceder cuando el agua reclama su camino. El agua captada en la zona alta de Jerez (Icovesa, Las Torres...) comenzó a discurrir de forma virulenta por Porvera hasta desembocar en Larga, Honda y calle Arcos hasta llegar a Las Viñas y La Asunción.

En la céntrica Rotonda de los Casinos, la fuente se vio literalmente inundada hasta quedar llena de fango. La laguna que se formó allí llegó a la mitad de la calle Patricio Garvey.

El volumen de agua precipitado difiere mucho según la zona de la ciudad donde fuera medido. Así, uno de los lugares donde menos lluvia se registró fue el aeropuerto, donde se midieron 11,7 litros entre la una y las dos de la madrugada. En la zona sur de Jerez se midieron más de 60 litros por metro cuadrado, según los registros de una estación meteorológica de aficionado, mientras que en el centro de Jerez y zonas este y norte precipitó prácticamente como media unos 75 en escaso margen de tiempo. Poco después el volumen llegó a los 100 litros en algunos puntos, según fuentes municipales. En Mesas de Asta precipitó este volumen en apenas una hora.

La brutal lluvia provocó que los bomberos debieran salir en 110 ocasiones hasta las seis de la mañana así como que Jerez fuera la localidad andaluza donde mayor número de emergencias se atendieron en una noche de aguaceros que afectó a cinco de las ocho provincias andaluzas, se destacó desde el servicio andaluz del 112. Por la tarde las llamadas a Emergencias desde Jerez eran ya de 162.

Hubo caída de muros, como sucedió en la avenida de Medina Sidonia, o en el colegio Jesús-María Asunción, que además fue uno de los cuatro centros educativos que no pudo abrir sus puertas a sus alumnos, casos también de los colegios García Lorca, Manuel de Falla y Torresoto.

Circular por la ciudad también fue especialmente complicado ya que hubo pasos subterráneos que quedaron anegados, caso del de la avenida de las Olimpiadas, el de las zona de Hipercor y de las inmediaciones del hospital de Jerez.

El centro sanitario fue otra de las instalaciones afectadas. Otras zonas con graves inundaciones fueron el acceso al polígono industrial El Portal (avenida Cantos Ropero), donde muchos trabajadores se encontraron atrapados y pudieron ayuda a los servicios de emergencia para poder ser rescatados, así como la glorieta de Las Copas, donde incluso se desvió el tráfico, siempre intenso, hasta caída la noche. Hubo grandes colas.

Diputación cortó al tráfico la carretera de Macharnudo (CA-3102) y Morabita (CA-3103), pero ya en las cercanías de El Cuervo. La carretera Puerto Real-La Ina (CA-3113) también fue cortada bajo el puente de la autopista, pero posteriormente se reabrió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios