Fútbol Xerez CD 1-1 Lebrijana · CD Guadalcacín 3-1 Alcalá · CD Rota 0-2 Xerez Deportivo FC

Una vida por y para el carnaval

  • Manuel de la Momi ofrece un pregón intenso y emocionante en el que destaca la vuelta de los famosos Grumetes Gaditanos y la presencia sorpresa de la comparsa de los Carapapas

Manuel de la Momi, durante su pregón del carnaval, ayer en el Teatro Villamarta. Manuel de la Momi, durante su pregón del carnaval, ayer en el Teatro Villamarta.

Manuel de la Momi, durante su pregón del carnaval, ayer en el Teatro Villamarta. / vanesa lobo

El Carnaval de Jerez 2018 arrancó ayer con el tradicional pregón, que regresaba al Teatro Villamarta, a cargo de Manuel Jesús Salgueiro 'Manuel de la Momi'. Fue una noche intensa, cargada de emoción y en la que Manuel, además de expresar y contar sus vivencias de la manera que mejor sabe, con esa gracia y naturalidad que le caracteriza, vivió en primera persona momentos inolvidables, algunos a través de sus propios recuerdos, y otros de manera indirecta, como la inesperada sorpresa de los Carapapa, algo que desconocía.

Su pregón, como no podía ser de otra manera, se detuvo en situaciones vividas a lo largo de los años, su personal 'historia de amor' con el carnaval. Fue precisamente a su presentador, Antonio Bustos Pavón, a quien dedicó las primeras palabras de elogio, una persona "sin la cual hoy no estaría aquí", dijo, refiriéndose a su "gran hazaña en Jerez como la de colar una comparsa y conseguir un 4º premio en la final del Falla en el año 1996".

Manuel desglosó aquellos inicios con la comparsa, las visicitudes que pasaron para ponerla en pie y alguna que otra anécdota graciosa que hizo despertar las risas entre el público que llenaba Villamarta. También emocionó recordando "ese día en el que vi a mi padre desde el escenario de la Bodeguilla con las lágrimas saltadas y casi sin poder hablar al escucharnos"; o cuando elogió "ahora que se cumplen 30 años de esta comparsa" a todas esas "compañeras incansables, hoy madres. Gracias por aguantarnos tanto y por estar ahí siempre, sólo el amor por nosotros aguantaría tanto y ellas, casi sin darse cuenta, tambien eran parte importante de nuestro grupo, como una familia".

En ese deambular por las distintas agrupaciones que precedieron a aquellos históricos Grumetes Gaditanos ('Desde lo más profundo', 'Capricho de Carnaval', 'Europa', 'Romance', 'A rienda suelta los caleseros'....), Manuel de la Momi tuvo tiempo para apoyarse en aquella frase popular, 'Al César lo que es del César', recordando a todos aquellos que "lucharon por esta fiesta, desde Pepe Cote, mi amigo Bonilla o Mazoni, Antonio González, Antonio Jesús y tantos y tantos otros que fueron escuela para todos los que venimos detrás". También se detuvo en personas que de alguna forma le marcaron como "Raúl Galindo" e "Isabel Ordóñez" y sobre todo a sus padres a quienes dedicó el pasodoble 'En ese día que a las mares'.

Pero como el carnaval es ironía, burla, crítica o sarcasmo, el pregonero también dedicó parte de su aparición a dar un tirón de orejas al Ayuntamiento. "¿No hay nada en los presupuestos de nuestro Ayuntamiento destinado al carnaval? ¿No hay una mínima parte donde no tengamos que suplicar un teatro para celebrar un pregón, un concurso de agrupaciones para que venga la gente de fuera a luchar por un buen premio, o un pregonero que por lo menos no tenga que pagar de su bolsillo un disfraz o unas botellas de vino para las agrupaciones que participan en el pregón?".

Manuel retrocedió a aquella inolvidable noche en el Falla en la que el 4º puesto con los Grumetes Gaditanos (que ayer volvió a reunirse para la ocasión) "nos supo a gloria" y no se marchó del escenario sin dar las gracias a los suyos, desde su compañera Ana a su hermano Miguel.

La noche tuvo también momentos 'inesperados' con la aparición de la comparsa 'Los ángeles de la Guarda' de los Carapapas, que sorprendió a Manuel de la Momi a mitad del pregón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios