El vinagre mantiene su fuerte ritmo de crecimiento tras subir otro 7,8%

  • Las exportaciones a Francia se disparan un 15,4% y el mercado nacional se toma un leve respiro

El vinagre de Jerez prosigue su escalada imparable, únicamente ensombrecida por el ligero bache, si se puede llamar así, de 2006, en el que logró un aumento del 4%, que casi duplica con un crecimiento global al cierre de 2007 del 7,8 por ciento y que sitúan las salidas totales de bodegas del condimento en el entorno de los cinco millones de litros.

A diferencia del vino, el vinagre aprovechó la campaña de Navidad para terminar de adornar el año y sumar un aumento de casi medio punto al crecimiento, superior al 7%, que acumulaba el condimento jerezano en los diez primeros meses del ejercicio.

La evolución favorable del vinagre cabe atribuirla en exclusiva al buen comportamiento de las exportaciones (en octubre se mantenían por encima del 26%) y, en particular, del mercado francés, principal mercado exterior del condimento que crece un 15,4%. Francia, por tanto, reacciona favorablemente pese a los límites a la comercialización de las ventas a granel, de las que se nutren principalmente los galos, aprobadas por el sector para permitir mayores ingresos a las bodegas jerezanas.

Junto a los números favorables del mercado francés, el español, que a falta de los dos últimos meses para el cierre de las estadísticas anuales registraba casi un 6 por ciento de caída, remontó el vuelo en la recta final para despedir el año con un aumento del 2,3 por ciento, un respiro tras el fuerte ritmo de crecimiento de los últimos años.

También como en el vino, las exportaciones de vinagre a Estados Unidos, en franca mejoría en los últimos años, sufren la fortaleza del euro frente al dólar, con lo que cabe esperar que una vez que se supere la actual crisis económica y de mercados, se mantenga dicha evolución favorable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios