"La violencia de género se usa por desgracia como arma arrojadiza"

  • Francisco Serrano, magistrado del Juzgado de Familia número 7 de Sevilla, ha hablado en el Colegio de Abogados del papel de la mediación familiar

Comentarios 2

El magistrado del Juzgado de Familia número 7 de Sevilla, Francisco Serrano, fue hace unos días uno de los ponentes en las jornadas de Mediación Familiar que ha acogido el Colegio de Abogados de la ciudad, en la que han participado unos setenta participantes. Serrano Castro conoce de primera mano los pros de esa mediación, una medida que ha ido calando en los órganos judiciales como la mejor para determinados casos que llegan a sus manos.

"La mayoría de las cosas que se resuelven en los juzgados de Familia no son meramente jurídicas, sino emocionales. Además es una cuestión emocional donde afecta a la sensibilidad de personas que están sometidas a una crisis grave y donde el despecho, el odio y el resentimiento son emociones que están en primer orden. Esa cuestión que afecta a los adultos, se debe ver hasta dónde repercute en los niños. Es importantísimo hacer ver a esa pareja que se está separando, que los que se divorcian son ellos, que no se pueden divorciar los niños", comentó el magistrado.

Serrano señaló que una de las cuestiones vitales en los procesos de separación, que tanto llegan a su órgano judicial, es el diálogo. "El diálogo sirve para gestionar el conflicto una vez pasado el periodo de duelo. Por encima del interés personal de cada uno está el familiar, que es el de sus hijos. El 'tsunami' emocional se puede ventilar en un proceso de mediación", comentó el juez.

El titular de Familia 7 de Sevilla considera imprescindible que se regularice la medida de la mediación familiar, que se está convirtiendo en básica para determinados procedimientos. "Hoy estamos sometidos a la tercera guerra mundial de género. Todo lo que es dinero público se está invirtiendo en lo que es la guerra de géneros, cuando la mejor medicina para curar no es la quirúrgica, sino la preventiva, que en este caso es la mediación. No se puede amputar un brazo por tener un padrastro, sólo se hace cuando no hay otro remedio". En su ponencia fue más allá, ya que señaló que el hecho de "descartar otro tipo de soluciones para familias que tienen unos conflictos patológicos, cuando el mejor remedio es el preventivo de la mediación, lo veo como un auténtico disparate, aunque políticamente hoy en día no se ve como algo correcto".

Se pronunció además sobre otro tema, el de la violencia de género, que se ha disparado en los últimos años. Serrano indicó que "por desgracia se usa como arma arrojadiza. El 90% de los asuntos que van a los juzgados de Violencia, bien sea por denuncias falsas o por situaciones de enfrentamiento entre dos personas en mera igualdad, no deberían ir a los juzgados de Violencia, sino a los de Familia y con eso tiro piedras a mi propio tejado, porque a nosotros nos han quitado trabajo". El problema, como comentó, está en el 10% que sí vive una situación de violencia de género que "son mujeres a las que hay que proteger. La consecuencia es que hay otras mujeres por encima de esa estadística, que ante el poco éxito que tienen las que no protegemos, pues no se atreven a denunciar".

Para dar fin a esa situación, el magistrado sugiere una reforma de la Ley Integral de Violencia de Género y una política que creyera en la mediación como medida preventiva y en esa "medicina quirúrgica" en los casos de auténtica violencia. Abogó también por medidas para la víctima que garanticen su anonimato, por ejemplo, "en lugar de una pensión y una medida de alejamiento que no se cumplen, porque en estos casos de odio emocional pues lo que se hace es crear una situación de violencia donde a lo mejor antes no las había".

Serrano recomienda los casos de mediación familiar sobre todo cuando hay interferencias parentales, cuando existe conflicto en el ejercicio de la corresponsabilidad tanto en el ejercicio de la paternidad como de la maternidad. "Los padres y los madres deben ser conscientes que los hijos no se divorcian de los padres por el hecho de que ellos se separen".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios