El sector no volverá a remontar antes de dos años, aseguran los proveedores de materiales

  • Hay compañías que ya han cerrado sus puertas y otras están regulando sus plantillas

La crisis del sector de la construcción ha pasado de afectar a las empresas promotoras e inmobiliarias a aquellos otros negocios que se encargan de suministrar todos los materiales necesarios para que una vivienda se haga una realidad palpable. Es más, en la provincia las ventas han caído un 25%, superando con mucho a la media de Andalucía, donde en el resto de las provincias esta reducción ha sido de en torno al 15%, casi diez puntos menos que aquí.

El responsable de la Asociación del Comercio de Materiales de la Construcción en la provincia de Cádiz (Coprocon), Juan Manuel Caballero, explicó ayer a este periódico que esta drástica reducción en las cuentas de resultados están, evidentemente, relacionadas con la crisis del sector de la construcción. Según manifestó, "ésta es una provincia que vive del ladrillo, del turismo, pero también es una provincia de mucho paro a lo que se unen los problemas por los que atraviesa el sector naval; todo unido hace que repercuta en nuestras empresas".

Coprocon aglutina a unas 35 empresas que representan al 75% de los empleados que generan los negocios de proveedores de materiales de construcción. Sin embargo, como explica Caballero, "ya hay negocios que han cerrado y otros que están prescindiendo de personal".

Son los casos, según explica, de Osset de Andalucía, que ha prescindido de 11 empleados, o Vázquez de la Chica, con sede en San Roque, que directamente cerró sus puertas la pasada semana. En su experta opinión, las reducciones de plantilla ya se están produciendo en estos negocios, así como las reducciones de trabajo.

La situación se ha agravado por el cambio de política de financiación de las entidades bancarias. Así, explica que "hay empresas que están invirtiendo los beneficios conseguidos años atrás, e incluso gente que está poniendo dinero de su bolsillo. Incluso hay casos en los que se les debe hasta 80 millones de las antiguas pesetas porque los contratistas han declarado suspensión de pagos". ¿Por dónde pasa la solución? Según el portavoz de Coprocon, la única vía de escape es esperar. "Tenemos la esperanza de que en dos años comencemos a remontar, no antes". De igual opinión es Emilio Corbacho, de la Federación de Empresas de la Construcción de Cádiz. Para él, la crisis que vive el sector en la actualidad llega tras un periodo de 10 años de bonanza económica. Hoy día, explica que el número de visados del Colegio de Arquitectos ha caído en picado.

Y todo repercute directamente en el empleo. Así, señala que "por cada casa que no se construye hay dos personas más en el paro". En este sentido, recuerda que Andalucía cuenta con medio millón de personas trabajando en la construcción. Sin embargo, Corbacho asegura que las construcciones paradas en la actualidad en la provincia son "pocas y puntuales". Además, entiende que en la actualidad hay más paro en este sector porque el obrero que trabaja con contrato fijo de obra no encadena una construcción tras otra, como sí ocurría con anterioridad.

Al igual que el responsable de Coprocon, cree que uno de los principales problemas reside en los bancos, al negar préstamos a empresas solventes pero sin liquidez. Sí preocupa el cierre de pequeñas y medianas empresas. Por eso, las esperanzas están puestas, entre otras cosas, en el Plan Concertado de Vivienda y Suelo. Aún así, los precios están bajando, muy poco, en primeras ventas. Para Emilio Corbacho, las empresas que viven de este negocio se darían por satisfechas si la crisis del sector de la construcción finaliza en el último trimestre del año 2009. Sería una buena fecha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios